El presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, y el ministro de obras públicas, Gerson Martínez, entregaron este día a la población el puente La Palma-Citalá, en Chalatenango, tramo en el que transita un alto porcentaje del comercio entre El Salvador, Honduras y Guatemala.

La obra, realizada con una inversión de $ 2.3 millones, beneficiará directamente a 12,235 habitantes de La Palma y Citalá y su ubicación es estratégica, puesto que  se encuentra en un corredor vial centroamericano que lleva a la frontera El Poy entre El Salvador y Honduras.

El puente tiene una longitud de 40.75 metros, dos carriles y aceras con barreras de seguridad para los peatones.  La obra permitirá el tránsito diario de un promedio de 2,358 vehículos, incluyendo transporte de carga.

“Nuestro propósito es que Chalatenango y todos los departamentos del país tengan las condiciones necesarias para atraer la inversión, generar empleos y dinamizar la producción y el comercio. La conectividad vial beneficia a las empresas y además acerca el desarrollo a los pequeños productores, a los ganaderos, agricultores, comerciantes y artesanos”, dijo el mandatario.

“Con esta nueva obra se reducirán los costos y el tiempo de desplazamiento para tres importantes valles productivos: Distrito de Riego Atiocoyo, Nueva Concepción y Zapotitán. Actualmente no hay conectividad vial directa entre estos municipios, separados por el Río Lempa”, añadió el gobernante.

Entre junio de 2015 y mayo de 2016, el MOP ha ejecutado importantes obras de conectividad en diferentes departamentos del país, como los puentes Agua Fría, en Morazán; Chapeltique, en San Miguel; el puente sobre el Río Tihuapa, en La Libertad; el  Puente San Ramón, en San Vicente;  y el Puente Ochoa, en San Miguel.

Recientemente el Gobierno, a través del Ministerio de Obras Públicas (MOP), ha ejecutado otros proyectos similares, entre ellos la finalización del puente Tamulasco, de 44 metros de longitud, ubicado en el tramo San Francisco Lempa-Chalatenango. Esta obra está beneficiando a más de 29 mil habitantes de la zona y su ejecución requirió una inversión de un más de un millón de dólares.

Asimismo, está en construcción el puente San Isidro, que une a los municipios de San Pablo Tacachico, en La Libertad, y Nueva Concepción, y que requerirá una inversión de más de $8 millones.

La Página