Abdallah Salem El-Badri, secretario general de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), aceptó congelar la producción de petróleo para hacer frente a la caída de los precios del petróleo.

De esta manera apoya la estrategia de Venezuela, Qatar, Arabia Saudí y Rusia que recientemente acordaron mantener la producción a niveles de enero de 2016 si otros países secundan la medida.

El secretario de la Opep señaló que este es el primer paso y la estrategia debería prolongarse durante tres o cuatro meses, para evaluar entonces su efecto e implementar nuevas medidas que no logró precisar.

Añadió que si esto funciona, quizás en el futuro se pueda acordar nuevos pasos, así el funcionario de la Opep (que controla el 40 % de la producción mundial) se mostró esperanzado en que, con un acuerdo entre potencias, los precios vuelvan a subir en 2017.

Perú21

Venezuela, Qatar, Rusia y Arabia Saudita harán reunión ampliada

El ministro de Petróleo venezolano informó que se adelantan conversaciones para fijar la hora y lugar del encuentro a celebrarse en el mes de marzo.  Para continuar definiendo la estrategia que permita establecer el equilibrio del mercado petrolero, Rusia, Arabia Saudita, Qatar y Venezuela celebrarán una reunión ampliada a mediados de marzo.  El ministro de Petróleo venezolano, Eulogio Del Pino, informó que todavía están estableciendo el lugar y la hora del encuentro.

En entrevista con teleSUR, Del Pino señaló que se logró un acuerdo unánime entre estos países para convocar el encuentro y están llamado a otros países productores, miembros y no miembros de la OPEP, para que se sumen a la iniciativa. Manifestó que en Doha, cuando estos cuatro países declararon que estaban de acuerdo con congelar la producción a los niveles de enero, la razón fue que los inventarios están en unos niveles que nunca antes se habían visto.

Mencionó que sólo en el caso de Estado Unidos se registró la cifra de 505 millones de barriles de inventario según datos dados a conocer ayer.  “Lo que estamos diciendo es que no hay capacidad para seguir poniendo crudo en ese mercado. Ya que de seguir así lo que se dará es un colapso de los precios y un cierre de producción lo cual puede ser evitado mediante esta primera medida que hemos decido tomar”, dijo el ministro.

Agregó que este primer paso lo decidieron tomar hasta el mes de julio cuando se hará un monitoreo y, luego, estudiarán otras medidas que pueden ser tomadas. Destacó que la propuesta de congelar la producción es una medida responsable con la que se busca equilibrar el mercado.

En contexto:  Arabia Saudita, Qatar y Venezuela, naciones que forman parte de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), firmaron con Rusia un acuerdo en Doha (capital de Qatar) para congelar la extracción de petróleo a los volúmenes de enero, con el objetivo de frenar la sobreoferta, estabilizar el mercado y parar la caída del rubro que se encuentra a un tercio de su valor desde hace dos años.  Venezuela trabaja desde 2015 en una estrategia para estabilizar el mercado internacional del crudo, cuyos precios han descendido más de 70 por ciento en menos de un año. Expertos internacionales atribuyen este fenómenos al exceso de oferta de petróleo de esquisto que realiza Estados Unidos (EE.UU.) a través de la fractura hidráulica, también conocida como fracking; pese a las graves consecuencias en el medio ambiente.

Telesur