Empresarios y trabajadores, con la mediación del Gobierno de Panamá, acordaron un ajuste general del 8.5 % al salario mínimo en todas las actividades económicas del país, informó una fuente oficial.

Con el aumento, el salario de la región 1 del país pasaría de 624 dólares a 677,04, y en la región 2 de 488 dólares a 529,48.

El ajuste beneficiará a unas 340.000 personas que devengan salario mínimo, y que representan aproximadamente el 39% de la población empleada o asalariada en el sector privado, según datos del Ministerio de Trabajo y Desarrollo Laboral, con cuya mediación se alcanzó el acuerdo.

El ministro panameño de Trabajo y Desarrollo Laboral, Luis Ernesto Carles, dijo a periodistas que este ajuste general no incluye a las pequeñas empresas, la actividad agrícola bananera y el servicio doméstico cuyo porcentaje deberá ser fijado por el órgano Ejecutivo para las regiones 1 y 2 del país.

Carles resaltó que el ajuste regirádurante el año 2016 y 2017 para todas las actividades económicas en las regiones 1 y 2, con la excepciones mencionadas.

En la región 2 están segmentados 18 distritos de las provincias de Panamá, Coclé, Los Santos y Chiriquí, mientras que la 1 se incluyen otros distritos ubicados en las provincias de Panamá y Chiriquí, así como en los de Colón, Santiago, Herrera, Coclé y Bocas del Toro.

El ministro recomendó igualmente que el ajuste planteado para la zona 2 también sea efectivo a todas las oficinas públicas, gobernaciones, municipios y juntas comunales, detalló Carles.

El titular de Trabajo elogió a los trabajadores y empresarios por haber puesto su “mejor esfuerzo” de alcanzar un consenso con los empresarios para poder determinar un ajuste al salario mínimo ceñido a la realidad actual del país.
La economía de Panamá se expandió un 6,2 % del producto interno bruto (PIB) en 2014, y promedió alrededor del 8 % en la última década, de acuerdo con los datos oficiales.

El ajuste que empezará a regir en enero próximo se logró en el seno de la Comisión Nacional de Salario Mínimo, instalada el pasado 15 de julio e integrada por el sector patronal, de trabajadores y el Gobierno Nacional.

Carles calificó de “histórico” el consenso alcanzado pues, dijo, “son pocas las veces que se logra acuerdo” entre los patronos y los trabajadores, ya que en los últimos 8 años ha sido el Gobierno el que lo ha fijado ante la falta de consenso entre estos dos sectores.

El salario mínimo de Panamá fue ajustado entre un 13 % y un 27 %, dependiendo de la actividad económica, por decreto del Gobierno en 2014, después de que las negociaciones fracasaran en la mesa tripartita.