Durante su intervención en el pleno de la Asamblea Nacional, la diputada del Partido Revolucionario Democrático (PRD), Zulay Rodríguez, aseguró que con la revelación de los Papeles de Panamá han dejado al descubierto una gran red de corrupción, narcotráfico y lavado de dinero que están siendo amparado por el Ejecutivo.
“Yo sé que todo el mundo me va a decir que estás poniendo el nombre de Panamá, pero, saben quienes han destruido la economía de Panamá, ustedes y el Ejecutivo por permitir, ser cómplices y encubridores”, afirmó la diputada en un tono molesto por la situación que está ocurriendo en el país.
Ayer el presidente panameño, Juan Carlos Varela, dijo que la decisión de Francia de volver a incluir al país en su lista de paraísos fiscales tras el escándalo de los denominados “papeles de Panamá” es “equivocada e innecesaria”.
“Por un tema coyuntural fiscal, llevar a dos países a una confrontación no es lo correcto, creo que no es lo que quiere ver ni el pueblo francés ni el pueblo panameño. Nosotros vamos a usar la diplomacia y la cooperación porque es el primer mecanismo que se debe usar y agotar”, respondió el mandatario.
Varela rechazó así aplicar medidas de retorsión o reciprocidad contra Francia, que este viernes publicó el decreto que incluye a Panamá en su lista de paraísos fiscales y que implica “medidas fiscales disuasorias”, que no fueron precisadas por el Elíseo y que se empezarán a aplicar a partir del próximo 1 de enero.
“El volumen de la voz no define el carácter de la persona. Se equivocan los que piensan que uno tiene que subir el tono”, añadió Varela.

Panamá América

Con trabajadores humildes constituyeron sociedades, Zulay

“Su chofer, su secretaria y trabajadores muy humildes que trabajan en su firma, abrieron más de 10 mil sociedades sin verificación alguna por parte de nuestro sistema bancario, según las investigaciones internacionales”, dijo la diputada perredista Zulay Rodríguez,  refiriéndose al personal que aparece en las directivas de estas sociedades anónimas, constituidas por la firma Mosack Fonseca.

“Es lamentable que mientras el mundo entero, le pide a Panamá que investigue los casos de lavado de dinero, de activos, evasión fiscal y narcotráfico facilitados por la firma Mosack Fonseca, el Gobierno Panameño, sus aliados y se dediquen a pregonar, sin fundamento que atacar al señor Fonseca Mora es un ataque a Panamá”, agregó Rodríguez.

La diputada se refirió al papel de la firma forense del ministro consejero  (en licencia) Ramón Fonseca Mora, inmerso en un escándalo internacional de constitución de sociedades anónimas utilizadas con fines ilícitos.

“Ahora se quiere vender un falso nacionalismo, porque se atenta contra los intereses personales de la firma Mossack  Fonseca, uno de los principales donadores de campaña del actual Presidente Jun Carlos Varela”, expresó la diputada perredista.

“¿Ahora Fonseca Mora se constituye en el estandarte “de que si a mí me atacan, atacan a mi país?” falso, Panamá no es Fonseca Mora, el Sistema Bancario Panameño no es Fonseca Mora, la constitución de sociedades anónimas no son patentes registradas únicamente a favor de la firma Mosack Fonseca”, dijo Rodríguez.

La diputada preguntó “¿Quién gana realmente con la evasión de impuestos que no generan ganancias para la economía panameña?: El país, los panameños o la firma Mossack  Fonseca, que ahora es defendida de manera ardiente, sin límites y sin controles, en que solo falta que lo canonicen, lo conviertan en héroe nacional, por los que ahora se denominan, los “Fonseca Lovers.”

Crítica 

Mossack es más poderoso en Panamá que el presidente

La posición del Gobierno en querer desvincular a la firma de abogados Mossack y Fonseca del escándalo de los Panamá Papers es por una razón de mucho peso; uno de sus socios tiene más poder que el propio presidente de la República, Juan Carlos Varela.

Así lo señala el diario español El Mundo en una crónica periodística publicada el domingo, una semana después de que se revelaran los Panamá Papers.

La nota hace alusión a Jürgen Mossack, abogado alemán y principal socio de la firma vinculada en el escándalo.

“Mossack tiene más poder que el presidente, decían, y yo ahora les creo”, así señala una fuente a la que hace alusión el medio español en la crónica.

El diario El Mundo describe las comodidades con las que vive Mossack en Panamá.

“La mansión de Jürgen Mossack en los Altos del Golf, una urbanización en Panamá donde viven expresidentes, diplomáticos y magnates, la misma donde residía el dictador Manuel Antonio Noriega, está protegida, vigilantes de seguridad y las cámaras siempre están grabando”, revela la nota periodística.

El diario no deja pasar por alto el cargo que ocupaba en el servicio exterior como directivo de la Comisión de Relaciones Exteriores, cargo del que renunció la semana pasada luego de destaparse el escándalo.

Lo que no ha cambiado, según la nota de El Mundo de España, es la posición de cónsul honorario que tiene su hermano menor Petter Mossack, en el servicio exterior panameño.

Peter Mossack es el actual cónsul honorario de Panamá en Frankfurt.

La crónica no puede pasar por alto a Ramón Fonseca Mora, el socio de Jürgen Mossack y quien hasta hace poco era el principal asesor de Juan Carlos Varela.

Fonseca Mora también renunció de su cargo de ministro consejero al presidente Varela, en esta ocasión fue días antes de la publicación de los “Panamá Papers” y fue precisamente cuando recibió la visita de los periodistas extranjeros en la firma de abogados para conocer su réplica de los 11.5 millones de archivos clasificados, procedentes del bufete.

Por su parte, el abogado Ramón Fonseca Mora ha seguido el mismo camino que su socio, han renunciado de sus respectivos cargos en el Gobierno, sin embargo, sus familiares más cercanos siguen en sus puestos.

En el caso de Ramón Fonseca Mora, su hijo Eduardo Fonseca Ward se mantiene como cónsul general en Dubái, Emiratos Árabes Unidos.

La vicepresidenta y Canciller Isabel De Saint Malo de Alvarado aseguró en su momento que no hay motivos para destituir al joven diplomático o que este renuncie, porque no tiene vinculación con la firma de abogados.

Este abogado de origen europeo tiene varios apodos, eso dice la publicación del diario El Mundo; le llaman “El Alemán”, “El Teutón” y “El Nazi”. Este último sobrenombre, según la crónica del diario El Mundo, se le vincula a su padre, quien según la investigación fue un soldado nazi de Adolfo Hitler.

De acuerdo con la crónica, Erhard Mossack nació el 16 de abril de 1924, estuvo en el frente de los soldados nazis hasta que fue detenido a la edad de 21 años en las postrimerías de la guerra.

Comenta la crónica que Erhard Mossack trató de borrar todas las evidencias que lo vinculaban con los nazis al ser detenidos; pruebas como tatuajes.

Comentan que cuando fue atrapado por las fuerzas aliadas, vendería información para salvarse.

“A eso se dedicaría el resto de su vida, al espionaje”, explica la crónica del diario El Mundo.

“Según documentos procedentes de los servicios estadounidenses de inteligencia citados por el Süddeutsche Zeitung, en el marco de los “Panamá Papers”, el padre de Mossack no solo se prestó a colaborar, sino también a recabar información para los aliados”, explica el trabajo periodístico.

Una historia que, según la crónica del diario El Mundo, hasta ayer era el secreto mejor guardado de Jürgen Mossack.

Los intereses particulares han estado por encima de los de la nación.

Para el abogado Miguel Antonio Bernal, estos nuevos elementos demuestran por qué el Gobierno no ha querido asumir una posición enérgica con la firma de abogados Mossack Fonseca y ha querido ver el tema como un ataque generalizado contra el país.

“Desde el día uno, el Gobierno tuvo que hacer muestra de transparencia y no lo hizo”, dijo Bernal al expresar que esta actitud lo que hace es afectar la imagen del país.

A juicio de Bernal, en estos momentos lo que da la impresión es de que todos los abogados de Panamá se están dedicando a la creación de empresas fantasmas y no es así, “porque no todos los abogados tienen cercanía con el presidente”, agregó.

A juicio de Bernal, lo que da la impresión con la actitud de las autoridades panameñas es de que se están preocupando más en proteger los intereses de una firma en particular que los intereses de la nación.

Producto de este escándalo, Panamá fue devuelta en una lista gris por parte de Francia, que califica al territorio istmeño de paraíso fiscal.

Francia no es el único país que se ha pronunciado, también lo ha hecho Alemania, por medio del ministro de Finanzas, Wolfgang Schuble, quien anunció que aumentarán las presiones contra Panamá, si no cooperan con la aplicación de medidas para mejorar los controles en la lucha contra el blanqueo de capitales y la evasión fiscal.

La información fue difundida por los diarios alemanes, Handelsblatt y Die Welt, e incluye la creación en Alemania de un registro contra el blanqueo de capitales en el que se inscribirán todas las empresas con la identificación de todas las personas que estén detrás de esas compañías.

El plan de Alemania tiene la intención de pedir la cooperación de los socios del G20, que se darán cita esta semana en Washington, Estados Unidos, y coincide con la reunión de primavera del Fondo Monetario Internacional.

Identidad de Cruz Roja era utilizada

La firma de abogados panameña Mossack Fonseca pudo utilizar la identidad del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) para atraer clientes hacia cuentas opacas, según denunció la propia entidad.

Dos diarios suizos, Le Matin Dimanche y SonntagsZeitung”, denunciaron que el gabinete había creado dos entidades, Brotherhood Foundation y Faith Foundation, con las que atraían a clientes adinerados argumentando que les esconderían su dinero y además colaborarían con el CICR, entre otros.

Si bien el nombre que utilizaba el gabinete no es el mismo, dado que nombraban “La Cruz Roja Internacional”, para la entidad, la asimilación es clara.

“Lo ocurrido es muy grave y ha puesto en grave peligro tanto las actividades como al personal de la entidad”, reaccionó el presidente del CICR, Peter Maurer.

“Nunca hemos tenido ninguna relación con Mossack Fonseca y no hemos recibido dinero. No queremos bajo ningún concepto estar implicados en negocios tan oscuros como esos y no queremos que nuestro nombre sea asociado a ellos”, agregó Maurer.

Hace justo una semana, diversos medios de comunicación del mundo entero publicaron revelaciones relacionadas con los denominados papeles de Panamá.

Datos

240,000 sociedades fueron investigadas por el consorcio de periodistas internacionales.

7 días han transcurrido desde que se reveló el escándalo de los Panamá Papers.

Panamá América