A un año de la entrada en vigor del Tratado de Libre Comercio (TLC) entre México y Panamá, el país ha aumentado ‘considerablemente’ las exportaciones hacia México, dijo a La Estrella de Panamá el embajador mexicano José Ignacio Piña Rojas.

Según datos de la Secretaría de Economía (SE) de México, mencionados por el diplomático, se exportaron productos por un valor de $20 millones en 2014 y hubo un incremento en 2015 por el orden de los $120 millones.

Piña Rojas apunta que esta cifra representa casi 500% de aumento de las exportaciones del país canalero hacia regiones aztecas.

El principal producto panameño que explica este comportamiento es el aceite de petróleo, que pasó de ser nulo en 2014 a registrar compras por $96.4 millones el año pasado, de acuerdo con información de la SE.

‘Esto nos habla de que el TLC entre México y Panamá, que apenas tiene un año en vigor, va a favorecer en gran manera el comercio bilateral’, manifestó el embajador.

Sin embargo, considera que si la industria y las empresas panameñas aprovecharan más las ventajas del acuerdo comercial los resultados de las exportaciones podrían ser mejores.

No obstante, reconoce que el tratado requiere de una mayor divulgación en el país, sobre todo entre los sectores comerciales y empresariales.

ACTIVIDAD COMERCIAL

‘México para Panamá es un socio comercial muy importante’, aseguró Piña Rojas mientras observaba brevemente los documentos que contenían los indicadores comerciales entre ambas naciones.

‘El año pasado -continuó diciendo- de acuerdo con la Secretaría de Economía de México, el comercio con Panamá fue de poco más de $1,100 millones, la mayor parte de esa cifra corresponde a exportaciones mexicanas’, destacó.

México es una de las economías exportadoras más importantes del mundo, pero también es uno de los que recibe gran cantidad de importaciones del mundo.

Tan solo al cierre del 2015, el país importó más de $500 mil millones, por lo que $120 millones de Panamá ‘sigue siendo una cantidad bastante limitada’.

‘Creemos que es una oportunidad para Panamá de exportar más a un mercado de 120 millones de habitantes’, dijo en tono propositivo el represente del gobierno mexicano, quien añadió que ya han tenido acercamientos con la Cámara de Comercio, Industria y Agricultura de Panamá, y no descartó una reunión con los usuarios de la Zona Libre de Colón, que en otro momento han manifestado su interés en el mercado mexicano, tras las dificultades comerciales con Colombia y Venezuela.

Desde el punto de vista de las inversiones, el embajador resaltó que México se ha convertido en uno de los principales inversionistas directos en Panamá. ‘Según los registros poco más de 50 empresas mexicanas están instaladas en el país’, indicó.

MÉXICO TRAS LA AMPLIACIÓN

El gigante Latinoamericano fue el octavo usuario mundial del Canal de Panamá el año pasado y datos más recientes (a febrero de 2016) de la Autoridad de Canal de Panamá (ACP) confirman que el país pasó al séptimo lugar en flujo de carga a través de la vía interoceánica. ‘La ampliación del Canal de Panamá le abre nuevas posiblidades a México y a las empresas interesadas en invertir en Panamá’, expresó Piña Rojas. México también podrá pontenciar su comercio de gas natural licuado con Perú, que es otro de los principales usuarios de la vía, luego de la ampliación del Canal, ya que se calcula que un 96% de los buques que transportan este combustible utilizarán la recién inaugurada expasión.

En este sentido, el diplomático expuso que México se encuentra en medio de una reforma energética, en la que surge la posibilidad de asociaciones con empresas del sector.

‘Hay una serie de proyectos de inversión con la nueva ampliación del Canal que tiene que ver con el sector energético. Propiciaremos que haya un mayor acercamiento de empresas mexicanas interesadas en este sector’, aseguró.

México, además, cuenta con una de las fábricas más importantes de autos de la región. El embajador cuenta que en conversaciones con el ministro del Canal, Roberto Roy y el admininistrador de la ACP, Jorge Quijano, pudo conocer que ha aumentado el tránsito de los barcos que transportan autos, piezas y repuestos automotrices por la vía acuática.

MÉXICO, EL ALIADO

El embajador Piña Rojas manifestó que ‘Panamá tiene todos los méritos para integrarse a la Alianza de Pacífico’ y confirmó que México es un aliado del país canalero para conseguirlo.

‘Si Panamá decide ser parte de este mecanismo de integración, nosotros lo apoyaremos’, sostuvo.

No obstante, uno de los requisitos para ingresar al grupo es que el país tenga un convenio comercial con los miembros del organismo (Chile, Perú, México y Colombia).

En este punto, Panamá no ha ratificado su TLC con Colombia y tendría, entonces, que esperar a cumplir con este paso. Sin embargo, los conflictos comerciales con Colombia no han sido superados.

Otras de las limitantes que, quizás, posterguen la asociación de Panamá a la alianza, según Piña Rojas, son las ‘distintas visiones sobre estos procesos de integración’, ya que ‘hay sectores (panameños) interesados y otros muy conservadores que no respaldan el ingreso’.

Por otro lado, el representante mexicano prefirió exaltar que si la Alianza del Pacífico, en su conjunto, comerciara con el país, sería, ‘fácilmente’ el segundo usuario del Canal de Panamá, incluso, más importante que China, en este momento. ‘Esto podría representar mayores beneficios para Panamá’, avizoró.

Estrella de Panamá