La participación del  sector industrial en la economía  nacional es cada vez menos, esto se debe a un modelo de crecimiento agotado, según lo asegura el Sindicato de Industriales de Panamá (Sip).

El presidente de este gremio, Ricardo Sotelo, señaló que la industria requiere de renovadas ideas e impulso que permitan dinamizar su competitividad en el mercado interno y la proyecten hacia los mercados internacionales.

“Buscamos desarrollar  una oferta exportable significativa, porque actualemente viene cayendo de forma continua. Se requiere mejorar nuestra productividad, para lo cual la  empresa privada y el Gobierno deben tener el mismo objetivo”, señaló Sotelo.

De acuerdo con la Contraloría General de la República, 650 millones 329  mil dólares fue el valor de las exportaciones registrado de enero a noviembre del año pasado, unos 108 mil 125 dólares menos que en el mismo periodo de 2014, es decir que se redujo 14.3%.

“Los incetivos fiscales que hemos solicitado aún están en negociación, el Gobierno está evaluando el sacrificio fiscal que representaría, pero lo que menos queremos nosotros es afectar el erario  público, por lo que la nueva ley de politica industrial  tendría una vigencia de 20 años para atraer nuevas inversiones, con la finalidad de que  el sector se vuelva de nuevo atractivo”, manifestó el representante de los industriales del país.

El Sip también destacó la caída  de 1.3% de la industria manufacturera, por una baja principalmente en la fabricación de cemento y derivados (20.6%), la pesca con una disminución del 10.5%, el procesamiento y conservación de pescado y productos de pescados (14.4%) la producción y elaboración de bebidas alcohólicas también cayó especialemnte el seco y la cerveza que en su conjunto cayeron 15.5% y l afabricación de productos farmacéuticos (3.7%).

Panáma América