Joseph Stiglizt, premio Nobel de Economía en 2001, renunció al comité de expertos creado por el Gobierno panameño, para revisar la plataforma financiera de ese país después del escándalo de las sociedades “offshore” conocido como Papeles de Panamá (Panama Papers).

El experto suizo Mark Pieth, profesor de Derecho Criminal y Criminología de la Universidad de Basilea (Suiza), también salió de la comisión, según el Gobierno panameño, que entiende ambas renuncias como diferencias internas.

Panamá no precisa cuándo se dieron las renuncias de Stiglitz y Pieth al comité, instalado el 30 de abril pasado por el Ejecutivo de Juan Carlos Varela con el premio nobel y economista antiglobalización a la cabeza, ni si serán reemplazados por otros expertos.

A los pocos días de que estallase el escándalo de los papeles de Panamá a principios del pasado abril, Varela anunció la creación del grupo de expertos “para evaluar las prácticas del centro de servicios financieros”, uno de los pilares de la economía de Panamá junto con la logística y el turismo.

Fue el primer paso del Gobierno de Varela para hacer frente al vendaval desatado por la gigantesca filtración de documentos de la firma panameña Mossack Fonseca, que dejó al descubierto miles de sociedades fuera de plaza- figura jurídica que es legal – de personalidades de todo el mundo, levantado sospechas de evasión de impuestos y ocultar fortunas.

El comité de expertos entregó al Gobierno un “informe preliminar” el pasado 21 de julio, que no se hizo público pero que, según la información oficial, se centró en seis aspectos, entre ellos la disponibilidad y el acceso a las información y el fortalecimiento institucional.

Cuando fue instalado se informó de que en los primeros tres meses el comité debía presentar un informe preliminar, y que podía pedir un plazo adicional de hasta dos meses para entregar el documento final.}

El grupo de especialistas lo completan el costarricense Roberto Artavia, doctor en Economía de la Universidad de Harvard (EEUU); el exadministrador del canal de Panamá Alberto Alemán Zubieta; el expresidente panameño Nicolás Ardito Barletta; el economista Domingo Latorraca y la exministra de Comercio Gisela Álvarez de Porras.

Prensa Libre


Rubén Blades denuncia campaña contra Panamá

El cantautor panameño Rubén Blades dijo hoy que las renuncias del estadounidense Joseph Stiglitz y el suizo Mark Pieth al comité de expertos que revisa el sistema financiero de Panamá parecen una “rabieta de niño” o “producto de egos y sentimientos de superioridad moral”.

El músico y político pidió además al Gobierno de Panamá, que conformó el comité tras el escándalo de los papeles de Panamá, “una explicación pública sobre lo ocurrido, razonada y razonable”, para evitar que la especulación siga dañando la afectada imagen del país.

La semana pasada, el premio nobel de Economía Stiglitz y el experto suizo anticorrupción Pieth abandonaron la comisión y acusaron al Gobierno de censurar los informes del grupo, a pesar de que el decreto en el que se basó el comité le atribuye a las autoridades la potestad sobre el resultado del trabajo.

Sin haber sido respondidas interrogantes sobre su actuación, “las renuncias de Stiglitz y Pieth semejan una rabieta de niño, o el producto de egos y sentimientos de superioridad moral, contingencias que no corresponden a las expectativas creadas por el nivel profesional y el renombre internacional que los distingue”, sostuvo el músico en una publicación en su cuenta de Facebook.

Además, el también exministro de Turismo de Panamá (2004-2009) consideró “fuera de lugar” que dos de los siete miembros de la comisión se hayan querido “arrogar el derecho de decidir y ordenar a un Gobierno la manera en que se debe informar los resultados de la investigación”.

“Ni siquiera los periodistas que recibieron los 11 millones de papeles relacionados al ‘affaire’ Mossack-Fonseca han hecho pública la totalidad de los documentos ‘hackeados'”, ironizó.

“Nos parece que es al Gobierno de Panamá al que le corresponde (…) decidir cuándo y de qué forma se ha de informar al mundo el resultado de su iniciativa y no a los señores Stiglitz y Pieth, no importa cuán prestigiosas sean sus reputaciones, ni cuán importantes se consideren ellos mismos”, añadió.

Blades indicó que “las autoridades panameñas deben entender que la transparencia en la respuesta a esta nueva crisis es fundamental”.

“Sin una explicación pública sobre lo ocurrido, razonada y razonable, la especulación continuará afectando la imagen de nuestro país y la del actual Gobierno. Desmentir simplemente, o desentenderse del problema, a la espera de un nuevo escándalo que ocupe los encabezados y lo desplace, no resultan opciones inteligentes”, remató.

El presidente panameño, Juan Carlos Varela, se distanció hoy de la polémica y animó a los miembros que quedan en el grupo a seguir con la revisión de las prácticas financieras del país.

“Hubo diferencias dentro de la comisión, dos miembros renunciaron y hasta ahí, pero quedan personas de mucha credibilidad, de mucho reconocimiento que pueden seguir adelante con el trabajo y rendirle un informe a la nación y al mundo”, afirmó el mandatario.

Stiglitz, profesor de la Universidad de Columbia (EEUU), puso en duda el compromiso del Gobierno panameño con una revisión transparente de su sistema financiero y criticó que este nunca garantizará publicar íntegramente los informes de la comisión.

“No tiene sentido tener un comité sobre transparencia que no es transparente”, lamentó el estadounidense el sábado pasado en una entrevista con Efe.

Tras la salida los dos expertos, el comité seguirá trabajando con un economista internacional, el costarricense y doctor en Economía de la Universidad de Harvard (EEUU) Roberto Artavia, y cuatro especialistas panameños, entre los que destaca el expresidente Nicolás Ardito Barletta y el exadminitrador del Canal de Panamá Alberto Alemán Zubieta.

Este último, en una rueda de prensa celebrada el lunes en la sede de la Cancillería panameña, calificó de “injustas” e “intolerables” las críticas de Stiglitz.

Los papeles de Panamá, la filtración de 11.5 millones de documentos del despacho de abogados Mossack Fonseca, revelaron que personalidades mundiales contrataron los servicios del bufete panameño para crear sociedades extraterritoriales en distintos paraísos fiscales y desataron todo un vendaval de críticas contra el sistema financiero del país.

La Estrella