Los campesinos, apostados desde hace 20 días en la capital del país, presentaron ayer una nueva propuesta al Gobierno, que consiste en la aprobación de una ley que aplique impuesto a la exportación de granos, principalmente de la soja. La aprobación de la proposición, que figura hoy en la agenda del Senado, pero que no será tratada por falta de dictamen, será considerada como una buena señal de que el Poder Ejecutivo quiere llegar a un acuerdo, según manifestó Luis Aguayo, vocero de la Coordinadora Intersectorial.

De acuerdo a lo manifestado por el dirigente campesino, se ha avanzado en las negociaciones con los representantes del Ejecutivo, pero que falta cerrar algunos aspectos de los pedidos de los trabajadores del campo, que insisten en la condonación de las deudas de los pequeños productores. Dijo que se recibió la contrapuesta por escrito y el sector también contestó por escrito.

Según indicó, ahora todo queda nuevamente en el campo del presidente Horacio Cartes finiquitar el acuerdo.

Mientras tanto, las movilizaciones seguirán y hoy a tempranas horas se prevé llevar a cabo nuevas protestas en el microcentro de la capital. “Se avanza gracias a la presión de los manifestantes en la Plaza de Armas y en otros puntos del país, pero por el momento cada uno tiene que seguir en su lugar, que es la calle”, afirmó Aguayo.

Según Aguayo, la implementación del tributo a los granos permitirá a la administración central recaudar alrededor de 380 millones de dólares al año. El 20% del dinero está proyectado ser destinado a la agricultura familiar.

PROPUESTA DEL EJECUTIVO

Representaciones de ambos sectores mantuvieron ayer, a las 9:00, una primera reunión y otra segunda a las 15:00 en Mburuvicha Róga. En este último encuentro, la delegación del Ejecutivo, encabezado por el ministro Juan Carlos López Moreira, entregó la contrapuesta (por escrito), en donde, entre otras cosas, señala una reestructuración de los créditos vencidos con el Crédito de Agrícola de Habilitación (CAH) que no pueden ser abonados, siempre en el marco de la Ley de Rehabilitación financiera. También se agrega que el Banco de Fomento (BNF) “podrá realizar operaciones de compra de deudas pertenecientes a pequeños productores que operan en el sistema financiero”, entre otros.

La Nación

Gobierno analiza contrapropuesta de campesinos

Dentro del marco de las negociaciones con labriegos, los ministros Juan Carlos López Moreira, secretario general y jefe del Gabinete Civil de la Presidencia de la República, y Juan Carlos Baruja, ministro de Agricultura y Ganadería, recibieron contrapropuestas de la dirigencia campesina, las que serán evaluadas por el equipo técnico del gobierno a fin de solucionar la problemática.

“En esta segunda reunión ellos nos han enviado una contrapropuesta, que nosotros estaremos evaluando ahora, para dar respuesta a los que nos han planteado”, mencionó el ministro Baruja al término de la Mesa de Trabajo que se realizó en Mburuvicha Roga.

Baruja, destacó que las reuniones con los agricultores se da en un ambiente positivo, el dialogo se desarrolló con mucho respeto y cordialidad, manifestó.

Acotó, además, que están muy satisfechos y que siguen avanzando las negociaciones. “Tenemos fe que llegaremos a buen puerto”, puntualizó.

Por su parte, el dirigente campesino Jorge Galeano conversó con la 780 AM y aseguró que “dentro de la contrapropuesta al Poder Ejecutivo, se incluye una Cumbre de Poderes y la ampliación de los años de gracia para el refinanciamiento de la deuda.”

El dirigente de los labriegos destacó como principal avance la apertura de las partes y la presentación de propuestas. “Los campesinos necesitan paz social, porque han sufrido mucho en el campo y que si están manifestándose es para visibilizar los problemas que están pasando”, añadió.

“Si hay voluntad política de ambas partes podemos avanzar en las negociaciones”, finalizó.

La Nación 

Maíz y trigo triplican ingresos de divisas

Las ventas al exterior de esos cereales generaron 27,9 millones de dólares, un alza del 201 por ciento respecto a igual mes de 2015, cuando fueron apenas nueve millones.

Por rubros, el reporte del BCP indica que 16 millones de dólares correspondieron al maíz y el resto al trigo.

Ese incremento se debió a mayor cantidad de embarques por una oferta superior, con más valores de ventas a pesar de estar deprimidos los precios en el mercado internacional, señalaron fuentes del sector agroexportador.

Menciona el periódico que según la Cámara Paraguaya de Exportadores y Comercializadores de Cereales y Oleaginosas, el año pasado en el país hubo una cosecha récord de cinco millones de toneladas de maíz, en tanto de trigo fueron 1,4 millones.

Abunda la información con que el sector de cereales tuvo un dinámico primer trimestre, al experimentar un aumento del 71,5 por ciento en los embarques y del 38,7 en el ingreso de divisas.

De enero a marzo de este año, agrega, se exportaron 602 mil 500 toneladas de esos alimentos (principalmente maíz, trigo y arroz), lo cual posibilitó un ingreso de 113,5 millones de dólares, 31,7 millones más que en idéntico lapso de 2015.

Menciona el diario, basado en las estadísticas del BCP, que el precio promedio de exportación de cereales cayó 19,3 por ciento en el transcurso de estos meses y se situó en 188 dólares la tonelada.

Ansur