Este lunes tres centrales obreras, con el apoyo de organizaciones campesinas y estudiantiles, iniciaron una huelga general que continuará mañana. Varias son las reivindicaciones que motivan la medida de fuerza. Habrá piquetes en distintos puntos del país. Empresarios del transporte no sacarán todas sus unidades a las calles por temor.

La Confederación Nacional de Trabajadores (CNT), Central Sindical de Trabajadores del Paraguay (Cesitp) y la Central Unitaria de Trabajadores Auténtica (CUT-A) convocaron a la huelga general de dos días.

Se unen a ellas: taxistas, funcionarios públicos, trabajadores del mercado 4, cooperativistas, estudiantes universitarios y secundarios, músicos, artistas e intelectuales, trabajadores del tranaporte publico y camioneros, los “sin techos”, entre otros.

La medida de fuerza exige los siguientes puntos: aumento salarial del 25%, rebaja del pasaje, inscripción de sindicatos en el Ministerio del Trabajo, créditos blandos para taxistas, eliminación del doble peaje, no uso de agrotóxicos, impuesto a la soja, salud, jubilación, PIB del 7% para educación, reposición de choferes de la línea 49 y reforma universitaria.

Los huelguistas anunciaron puntos de piquetes. Estarán cerrando Félix Bogado y Gral. Santos, Acceso Sur- Guarambaré- Villeta, Eusebio Ayala y Calle Última, Autopista- Aviadores del Chaco y Madame Lynch, Mcal. Lopez frente a la UNA, Paso Ñandejara Ruta 3, Avda. Artigas frente al Botánico, Cabecera Puente Remanso y Mcal. Estigarribia frente a la UNA.

También en Félix Bogado y Japón, 4 Mojones, Pettirossi Mercado 4, Ruta San Bernardino- Luque, Falcón, Peaje Ypacaraí, Ruta 3 Limpio, Transchaco- Rotonda, Municipalidad de Lambaré, frente Aeropuerto Silvio Pettirossi, frente a Mburuvicha Roga y frente al Ministerio de Educación y Cultura (MEC).

Transporte

Por temor a represalias, los empresarios del transporte público sacaron sus unidades luego de las 05:30 de este lunes. Incluso mermarán la cantidad de rodados en la calles. El Gobierno también pondrá a disposición de la ciudadanía buses, para el desplazamiento de los trabajadores. Las líneas 59, la 111 y la 242 se unen a la medida de fuerza.

El presidente del Centro de Empresarios del Transporte del Área Metropolitana, Cesar Ruiz Díaz, indicó que los vehículos nuevos no operarán estos dos días. “Es categórico, nadie saldrá a arriesgar 40 millones de dólares cuando hay un loco suelto”, refirió.

Segunda huelga en era Cartes

Este paro es el segundo que afronta el Gobierno del presidente, Horacio Cartes. La primera se realizó el pasado 26 de marzo. El ministro del Interior, Francisco De Vargas, había anunciado que “triplicarán” los mecanismos de seguridad durante la Cumbre del Mercosur y la huelga general.

Sobre los posibles cierres de rutas, el ministro sostuvo que no tolerarán por “ser institucional e ilegal”. Anunció que las personas que recurran a los cierres de rutas serán detenidas y puestas a disposición del Ministerio Público.

Huelga política

Guillermo Sosa, ministro del Trabajo, aseguró días atrás que la huelga no guarda relación con reclamos laborales sino más bien es por una cuestión política. “Los reclamos no tienen una raíz laboral, es algo que no cierra con las legítimas reivindicaciones de trabajadores, se trata de una huelga de carácter político”, sentenció.

Además manifestó que las empresas públicas y privadas se comprometieron a no sancionar a los trabajadores que lleguen tarde a sus puestos laborales durante la huelga. “No es culpa del trabajador llegar tarde, y hay que garantizar la seguridad”, añadió.

HOY

Para ministro de Trabajo no existe huelga general

El ministro de Trabajo, Guillermo Sosa, minimizó la medida de fuerza que durará dos días y dijo que no existe una huelga general. Se basa en que solo tres líneas de buses no prestarán servicio y que son pocos los sindicatos adheridos.

Para Sosa hay un “99% de participación de gente que quiere trabajar”. Explicó que desde las 6.00 salieron los buses por miedo a ser apedreados por no adherirse a la huelga y que solo tres líneas: 111 242 y 59, no prestarán servicios. La última incluso está cancelada.

Para el secretario de Estado, estos son los argumentos para sostener que: “No hay huelga en este momento”.

Sin embargo, la huelga es un hecho y comenzó a la medianoche. Los adherentes que comunicaron la medida de fuerza son: Federación Paraguaya de Trabajadores del Transporte (Fepatrat), Corriente Sindical Clasista (CSC), Federación Nacional de Estudiantes Secundarios (Fenaes), Federación Nacional Campesina (FNC), cooperativistas, Federación de Taxistas, Federación de Transportistas de Carga, federaciones ambientalistas y la Coordinadora de Organizaciones Sociales y Comunitarias de los Bañados (Cobañados).

En sus declaraciones tuvo que admitir que sí existe la medida de fuerza y nuevamente expresó su rechazo a los gremios adherentes: “Se van a la huelga y van a promover violencia”.

Con relación al pedido de reducción del pasaje, manifestó que hay una mesa de trabajo entre empresarios y el Gobierno para estudiar, no solo la tarifa sino también la implementación del metrobús, tren de cercanías y billetaje electrónico, además de la cancelación de líneas informales.

Sobre la pérdida del valor adquisitivo del salario, indicó que un ajuste del 25% perjudicaría a más de 3 millones personas por la suba de precios de los productos que se produciría en consecuencia. También porque sería ilegal, ya que un aumento del salario se puede hacer efectivo cuando la inflación llegue al 10% y se encuentra recién en el 4%.

Una vez más se mostró en contra de la medida. “Los huelguistas están desechando el diálogo y están trayendo confrontación y violencia”, expresó en Monumental AM.

Si bien reconoció que hasta el momento no se reportaron incidentes, insistió en que “hay grupos que solamente van a apelar a las piedras para hacer valer su criterio, su voluntad”.

Legalidad. Si bien aclaró que no le compete determinar si es o no legal la huelga, sino al Poder Judicial, dijo que al ser política corre el riesgo de ser declarada ilegal.

Advirtió que, de ser así, los trabajadores pueden ser despedidos y no recibirán su paga correspondiente al 21 y 22 de diciembre, días de la huelga general.

Última hora