Pemex sufre su peor desplome desde 1991 tras reducir su gasto un 40%.

 Al cierre de febrero, Petróleos Mexicanos (Pemex) registró un gasto por 72,256 millones de pesos, lo que significó una reducción del 40.3% en términos reales, respecto del mismo periodo del 2015 cuando reportó un gasto por 117,858 millones de pesos.

De acuerdo con las últimas estadísticas de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), esto representó la disminución más pronunciada desde 1991, año hasta donde se registran datos y considerando sólo los primeros dos meses de cada año.

Debido al complicado panorama de los bajos precios del petróleo, la empresa productiva del Estado ha sido la más sacrificada en los recortes al gasto que hizo el gobierno federal. En 2015, se le ajustaron 62,000 millones de pesos; mientras que en este año el recorte fue por 100,000 millones de pesos.

En diversas ocasiones, la Secretaría de Hacienda ha indicado que Pemex sufre problemas de liquidez y de no de solvencia, por lo que todavía puede salir adelante ante el complicado panorama que presenta. Para ello, se llevará a cabo una reestructura de su sistema financiero y operativo.

Como primer paso, en su momento, Hacienda informó que como parte de los planes de austeridad dentro del sector público se realizarían 15,000 recortes en el número de plazas, de las cuales, más del 60% corresponderían a Pemex.

El Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP) refiere en un estudio que para lograr la eficiencia de Pemex es pertinente hacer una revisión del gasto público para conocer las áreas de oportunidad de la empresa; además, tendrá que adaptarse a la nueva situación del sector petrolero mundial para conservar competitividad.

Detalla que Pemex ha gastado 42.65% del total de su presupuesto en inversión pública, 18.62% en servicios personales y 11.17% en deuda pública. Para el 2016, estos rubros suman 81.31% del presupuesto total de la empresa productiva. Recalca que del 2004 al 2015, el gasto en servicios personales creció de manera ininterrumpida, pasando de 74,420 millones de pesos a 92,831 millones de pesos.

Disminución del gasto impacta subsidios y transferencias

En general, de enero a febrero de este año, el gasto neto del sector público presupuestario se redujo en 9.8% en términos reales, pasando de 810,552 millones de pesos a 750,719 millones de pesos.

Si bien se registró una disminución del gasto corriente de 5.6% con un monto de 450,820 millones de pesos, los que mantienen ligeros incrementos en su gasto son los servicios personales con un total de 171,193 millones de pesos, que representó 1.8% más que en el 2015.

Con respecto a los subsidios y transferencias que realiza el gobierno federal para financiar programas sociales, se observó una reducción del gasto en 5.4%, pasando de 124,213 millones de pesos a 120, 786 millones de pesos.

La Región

Los retos del sector petrolero mexicano 2016. (CIEP)