Además de ser la base fundamental del plan financiero del Estado, el presupuesto es un reflejo de las prioridades para las autoridades. Detrás de los números hay datos relevantes sobre la administración pública que delinean la forma de gobernar y de resolver los problemas de los guatemaltecos. Por ejemplo, el plan de gastos de 2016 deja en evidencia que la salud pública, la infraestructura y la seguridad no son tan relevantes; la justicia y la educación tuvieron leves aumentos, aunque según sus titulares lo asignado aún no es suficiente.

El próximo año las instituciones deberán atender a la población con un presupuesto de Q70 mil 796 millones 305 mil 204, menor al recomendado por el Ministerio de Finanzas de Q72 mil 430 millones.

Si el valor de las instituciones y los servicios públicos se miden con los aportes financieros o los aumentos en sus presupuestos, el plan de gastos del próximo año arroja información importante sobre prioridades.

En la actualidad el Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social atraviesa por una severa crisis financiera, que ha obligado a suspender recurrentemente servicios básicos de sanidad para la población.

A pesar de esa situación, esa cartera tendrá una asignación menor el próximo año, lo que dificultaría, en buena medida, superar la crisis de los hospitales, centros de salud y clínicas estatales.

Para el 15 de noviembre, esa institución señalaba que la deuda llegaba hasta los Q513 millones 565 mil 813, cifra que incluía el pago de nóminas y los contratos con los proveedores que otorgan servicios básicos e insumos, medicamentos, entre otros.

A pesar de esa situación, para Salud Pública se asignaron Q5 mil 531 millones 691,485 para el próximo año, lo que representa Q115 millones 532 mil 975 menos de lo presupuestado este año.

El Ministerio de Comunicaciones Infraestructura y Vivienda (Micivi) también sufrirá un recorte, pues el aporte estatal se reducirá en Q1 mil 260 millones, en comparación con los Q4 mil 889 millones asignados este año.

POCO RELEVANTES

El Organismo Judicial y el Ministerio Público tendrán aumentos de Q147 millones 306,224 y Q245 millones 729,947, respectivamente, pero las asignaciones están lejos de lo que solicitaron esas dos entidades para cumplir con sus objetivos.

El OJ estima que para cumplir sus responsabilidades básicas y poder invertir en ampliación de cobertura y mejora de servicios requiere de un presupuesto de Q2 mil 694 millones para 2016, una cifra lejana a los Q1 mil 607 millones aprobados por el Congreso.

Por otro lado, el Ministerio Público pidió Q1 mil 823 millones 500 mil, pero se aprobaron Q1,250 millones 729 mil 947.

Estas decisiones se tomaron a pesar de que Iván Velásquez, titular de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), resaltara la importancia de fortalecer a las instituciones del sector justicia, al punto de proponer la discusión sobre la creación de un nuevo impuesto para financiar la justicia.

El Ministerio de Educación obtuvo para 2015 una asignación de Q12 mil 295 millones 590 mil 749, y para el próximo año se aprobó un Q12 mil 892 millones 330 mil 703.

Eso significa que la cartera tendrá un aumento de Q596 millones 739 mil 954; sin embargo, este es un caso especial, ya que la mejora presupuestaria no significa una mejora en la calidad del servicio educativo para la niñez y juventud.

De ese presupuesto, solo una pequeña cantidad será dirigida a inversión, y la mayoría se destinará para el pago de salarios de docentes.

En un documento enviado al Ministerio de Finanzas se advierte sobre el déficit presupuestario de 2016, y detalla 24 servicios que no podrán ser financiados a causa de los recursos limitados.

Según ese mismo listado hacen falta Q150 millones destinados a sueldos del personal, Q2 millones 295 mil 262 para becas y Q4 mil 91 mil 732 para la supervisión educativa, además, faltarían recursos para la compra de útiles escolares, pupitres, textos escolares, remozamiento de centros escolares y otros, a casi un mes del inicio de clases de 2016.

El aporte otorgado a las Organizaciones No Gubernamentales (ONG) es de Q1 mil 572 millones, una cifra que fue criticada por diputados y que no refleja la verdadera crisis que atraviesan las finanzas del Estado.

Por otro lado, el Listado Geográfico de Obras que se ejecutaría el primer año de Gobierno de Jimmy Morales, el cual asciende a más de Q13.3 millardos, no sufrió cambios ni modificaciones en la Comisión de Finanzas Públicas y Moneda.

CORRUPCIÓN Y BAJA RECAUDACIÓN

Carlos Martínez, analista económico independiente, indicó que el presupuesto del país es reducido si se compara con las necesidades latentes, además, destacó existen aspectos que causan incertidumbre al momento de analizar las asignaciones.

“Por ejemplo, si tomamos el Ministerio de Salud, no sabemos cuánto se consume en corrupción. No sabemos cuánto realmente se invertirá para financiar todos los servicios y contar con una estrategia de salud preventiva para la población”, afirmó.

“Aun cuando se haya recortado el presupuesto ese recorte más parece una cuestión aritmética, y no un análisis bien pensado”, indicó. “El problema es que todo lo corrupto está intacto, a nivel de todas las instituciones y a nivel de todos los gobiernos municipales, todavía hacen falta las sanciones de los casos que ya conocemos”, indicó.

Esa situación dificulta hacer un análisis del gasto real de las instituciones, apuntó el entrevistado y añadió que otro de los problemas se debe a la baja recaudación tributaria. “El presupuesto tiene mucho riesgo de una probable desfinanciación, que ha sucedido en los últimos años”, puntualizó.

Martínez indicó que si bien los presupuestos actuales no son altos, no se cumple con las metas de recaudación y ese mismo riesgo estaría presente para el próximo año, por lo que el próximo Gobierno deberá poner en marcha una estrategia de recaudación eficiente

Para Alejandra Contreras, del Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (Icefi), el presupuesto “es el más pequeño desde 1998”. “Es un presupuesto de sobrevivencia, y no apto para los desafíos de desarrollo que tiene el país”, agregó.

Contreras, dijo que la infraestructura del sistema de salud, y puestos de salud alcanza para atender a la población que se tenía para el año de 1955, y no así para los más de 16 millones de guatemaltecos que hay en la actualidad.

El Ministerio de Comunicaciones, que presentó un recorte de presupuesto, también preocupa, pues la infraestructura puede estar “peor”.

EL RETO DE GOBIERNO

Las normas de transparencia impuestas al plan de ingresos y egresos representan un aspecto positivo, porque implican que habrá más controles sobre el manejo de los recursos públicos, pero eso no es suficiente para garantizar la calidad de gasto.

El reto para el Gobierno electo, según la entrevistada del Icefi, es que se cuente con funcionarios eficientes que puedan ejecutar los recursos con transparencia y eficiencia. “Tiene la tarea de utilizar de la mejor manera los recursos; va tener que ser muy eficiente para lograr economías y medidas muy claras desde un inicio”.

Según el investigador del Centro de Investigaciones Económicas Nacionales (Cien), Jorge Lavarreda, el presupuesto aprobado por el lado de los ingresos mantiene incongruencias y eso genera complicaciones cuando se incumplen con las metas de recaudación.

El presupuesto aprobado por el Congreso para el ejercicio fiscal 2016 obligará al próximo Gobierno a recaudar Q54,555.7 millones, que representa una meta jamás planteada por una autoridad financiera. “Vemos que podría haber un problema, para contar con los recursos, si nuevamente no logran hacer un cambio significativo en la estructura tributaria”, dijo Lavarreda.

“Los montos van a ser muy apretados para poder cumplir con todos los compromisos de proveedores tanto de servicios como de personal contratado al final de la ejecución presupuestaria. Todavía falta cumplir temas de pactos colectivos sobre todo de salud y educación”, afirmó.

Sobre el presupuesto asignado al área de seguridad y justicia, añadió que siempre presentará escasez de recursos, “todos van a sufrir esta situación”, y la clave reside en la recaudación efectiva.

De acuerdo al Ministerio de Finanzas Públicas la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT), por tercer año consecutivo, no alcanzará la meta de recaudación prevista en Q54 mil 701 millones, pues la brecha fiscal de 2015, acumulada para diciembre, podría llegar a Q5.3 millardos.

Dorval Carías, titular de la cartera de Finanzas Públicas, explicó que a la fecha el Estado ha dejado de percibir vía impuestos hasta Q4 mil 989 millones, principalmente por la suspensión de los tributos a la telefonía, cemento y regalías mineras suspendidos por la Corte de Constitucionalidad.

NO HAY CAMBIOS SUSTANCIALES

El economista Eduardo Velásquez opinó que el problema es que todo sigue igual, porque los diputados “corruptos”, siguen autorizando partidas de gasto en donde no existe ningún candado. “Ellos mismos tienen sus testaferros a través de ONG, y por eso se sigue gastando mal en las áreas que interesa”.

De acuerdo a Velásquez, no se tiene la certeza de que los recursos lleguen a quienes de verdad los necesitan. “No ha cambiado absolutamente nada”, a pesar de que se tiene un nuevo presupuesto.

Hace algunos días el vicepresidente electo, Jafeth Cabrera, indicó que se llegaría pedir una readecuación en algunas asignaciones presupuestarias, y a parecer del entrevistado esto resulta contradictorio, pues las nuevas autoridades debieron estar más cerca de los diputados ejerciendo un papel de fiscalización.

ONG: MISMOS NOMBRES Y MONTOS

El diputado por el partido Compromiso Renovación y Orden (CREO), Álvaro González Ricci y también integrante de la Comisión de Finanzas del Congreso de la República, reconoció en que es evidente que el presupuesto es reducido para las necesidades del país.

“El presupuesto sí viene diseñado para que sea el otro de austeridad y viene fortalecido con un conjunto de normas presupuestarias fuertes que van a obligar al Gobierno electo a ser transparente y manejar una buena calidad del gasto”, manifestó.

González también considera que el Jimmy Morales, presidente electo, deberá acercase al hemiciclo parlamentario con el fin de solicitar una readecuación para llevar a cabo su plan de Gobierno.

En cuanto al presupuesto otorgado a las ONG, aseveró que lo asignado a este sector es lo mismo otorgado en 2015, “los mismos nombres los mismos montos”, y para 2017 se tendría previsto que estas instituciones queden eliminadas, por lo que deberían realizar un proceso de transición “van a tener que entregar las funciones que hacen en sí, a los ministerios”.

El legislador comentó que el tiempo, fue indispensable para que no se lograran discutir temas como la definición del Listado Geográfico de Obras (LGO), y los aportes a las ONG, pues no se iba a poder definir si estaba bien o mal en un mes.

“En el LGO, quedó una norma presupuestaria en la que se prohíbe que tanto la Comisión como el Congreso toquen el mismo, sin un dictamen del Segeplan, el listado viene bien sustentado y con las análisis respectivos, el problema es cuando lo tocan, cuando de alguna forma se convierte en un botín político en un premio a alcaldes de ciertos distritos”, aseguró González.

José Ramírez Crespín, representante de los asesores en materia de finanzas del Gobierno electo, explicó, que el presupuesto para el próximo año fiscal, se considera en términos generales como aceptable y que dará prioridad a la calidad de gasto público.

“En cuanto al techo presupuestario, podríamos decir que es aceptable, aunque hay una diferencia bastante fuerte en cuanto a lo que nosotros propinamos como Comisión que era de Q69 mil 933 –millones-“destacó.

El asesor resaltó que, con lo aprobado si se “podría” cumplir con los compromisos para el próximo año”, por lo que buscaran tener una política de calidad del gasto, es decir restricciones en el uso de los gastos “es hacer una buena calidad del gasto, vamos aprovechar nosotros para reducir un poco”.

Sobre el presupuesto de Salud, indicó que tendría que existir una revisión por la cantidad que se redujo.

En referencia a lo asignado a ONG, Ramírez comentó que de momento se hace un análisis general, pues no se tiene certeza de esto, debido a que en el presupuesto aprobado no está ese detalle de ONG.

La hora