El Consejo de Administración Legislativa (CAL) presidido por la presidenta de la Asamblea Nacional, Gabriela Rivadeneira, calificó el proyecto de “Ley de Solidaridad y Corresponsabilidad Ciudadana por los Afectados del Terremoto” y se lo entregó a la Comisión de Régimen Económico para que continúe el proceso.

Esta mesa legislativa definirá los trámites para la aprobación de esta ley que tiene como objetivo reunir los recursos para la reconstrucción de las zonas devastadas por el sismo del pasado sábado 16 de abril, en las costas de Ecuador.

El asambleísta Virgilio Hernández, presidente de la Comisión de Régimen Económico, aseguró que el Estado debe hacer frente a los desafíos que dejó esta tragedia, especialmente en materia de salud y educación, pues hospitales y centros educativos resultaron seriamente afectados, a la vez que se mostró contrario a crear un fideicomiso para que administre los recursos que se obtengan.

El asambleísta Fausto Cayambe coincidió con Hernández y aseguró que un fideicomiso lo que hace es que un administrador se gane la plata de otros. “Se podría buscar otros recursos, pero no de un fideicomiso. Hay que buscar la garantía para que esos recursos vayan a donde deben ir”, dijo.
Andes 


Gobierno espera recaudar hasta $1.000 millones para damnificados por terremoto

Patricio Rivera, ministro coordinador de la Política Económica, informó que en los próximos días será enviado a la Asamblea Nacional, con el carácter de económico urgente, el proyecto de Ley de Contribución Solidaria con las víctimas del terremoto. En rueda de prensa, Rivera reiteró que el proceso de recuperación y reactivación económica de las zonas afectadas tardará muchos años, por lo que es importante iniciar lo antes posible, de allí lo imperativo de esta iniciativa presentada por el Gobierno.  Explicó que la normativa tiene dos componentes: un conjunto de beneficios en materia tributaria, y un grupo de contribuciones solidarias para apoyar a los damnificados.  De su lado Leonardo Orlando, director del Servicio de Rentas Internas, explicó las resoluciones ya adoptadas por la entidad: – Se amplía el plazo del pago de las cuotas del Régimen Impositivo Simplificado (RISE) hasta el mes de septiembre de 2016. – Se amplía el plazo para la declaración y pago de Impuestos a la Renta para el ejercicio fiscal 2015. – Se amplía el plazo de pago de todos los demás impuestos y tasas vehiculares hasta septiembre de 2016. – Se amplía el plazo para las demás declaraciones y pagos relaciones con el IVA y retenciones hasta julio de 2016, teniendo similar tratamientos otras obligaciones tributarias que se hayan vencido en estos días o las que se venzan en los meses siguiente. – Mediante Decreto Ejecutivo se tiene previsto exonerar del anticipo del Impuesto a la Renta (IR) por el período fiscal 2016 a los contribuyentes de la provincia de Manabí y a los habitantes afectados en el sur de Esmeraldas. El proyecto de ley prevé los siguientes beneficios: – No se pagarán las cuotas del RISE de abril a diciembre de 2016, beneficiando a cerca de 70.000 contribuyentes. – Se exonera de pagar el saldo del Impuesto a la Renta del 2015 tanto a personas naturales como empresas. – Se exonera del Impuesto a los Consumos Especiales (ICE) a los bienes donados cuando el beneficiario sea instituciones del sector público, esto implica principalmente para cocinas o cocinetas a gas que se deban utilizar en los albergues. – Se exonera de todo impuesto a las donaciones que hayan sido destinadas a los afectados por la tragedia. – En el caso de que algunos contribuyentes hayan pagado algunas de las obligaciones que se acogen a estos beneficios, esos valores serán devueltos por el SRI de oficio. El proyecto contempla las siguientes contribuciones solidarias: – Una contribución solidaria de 2 puntos adicionales sobre el IVA por un plazo máximo de un año. Es decir que la media tendrá una extensión de hasta 12 meses pudiendo ser el plazo inferior para la aplicación de esta medida.  – Una contribución solidaria por una sola vez del 0,9% del patrimonio de las personas naturales que tengan patrimonios por más de un millón de dólares. – Una contribución solidaria por una sola vez del 3% de las utilidades del ejercicio fiscal 2015 de las sociedad, es decir de las empresas o de las personas jurídicas. – Se establece una contribución solidaria para quienes perciben más de 1.000 dólares mensuales quienes contribuirán con un día de su sueldo o de su valor equivalente de ingresos mensuales, para los que tienen relación de dependencia o quienes perciben otros ingresos, como las rentas de los profesionales. Las autoridades recalcaron que los contribuyentes de las zonas afectadas de Manabí y Esmeraldas están exentos de estas medidas.  En el caso del Impuesto al Valor Agregado (IVA), explicaron, esta contribución solidaria de 2 puntos adicionales será devuelto o compensado a los contribuyentes afectados por el terremoto. Se espera una recaudación de entre 650 hasta 1.000 millones de dólares.

El telégrafo