Reforma energética: luego de 80 años de monopolio estatal, habilitaron a consorcio privado para la explotación petrolera

La Comisión Nacional de Hidrocarburos aprobó de manera definitiva dar dos contratos para la exploración y extracción en las aguas someras del Golfo de México, al consorcio conformado por las empresas Sierra Oil, Talos Energy y Premier Oil, esto como parte de la apertura del mercado petrolero nacional a empresas privadas.

En sesión extraordinaria, el órgano regulador aseguró que la garantía económica presentada por los concursantes ya fue validada por una institución bancaria, con lo cual cumplen con uno de los principales requisitos que exige el gobierno federal para permitir sus incursión en sector.

Cabe señalar que el mencionado consorcio es el primero en casi 80 años que firmará un contrato para comenzar con la explotación comercial de petróleo mexicano, actividad que era exclusiva de Pemex.

Con esto se confirma la apertura e implementación de la Reforma Energética.

De acuerdo con el calendario de la Primera Fase de la Ronda Uno, los contratos deberán ser firmados el 21 de agosto, los cuales tendrán una vigencia de 30 años. Es así que en la sesión extraordinaria se emitió el fallo de la licitación pública internacional CNHR01L01/2014.

Ante esto, Juan Carlos Zepeda, presidente comisionado de la CNH, dijo que los licitantes tuvieron que cumplir y comprobar una serie de requisitos para poder precalificar y participar en el proceso que se llevó a cabo el pasado miércoles, uno de ellos tiene que ver con el operador, que en el caso del consorcio ganador es Talos Energy, debía contar con tres proyectos de extracción y exploración, o inversiones de capital que en conjunto fueran de mil millones de dólares, además de encabezar o ser socios en proyectos costa afuera en los últimos cinco años.

También se requirió demostrar que el personal técnico propuesto debía contar con conocimiento y experiencia de al menos diez años. En el caso de los requisitos financieros, el consorcio debió acreditar activos totales con valor por 10 mil millones de dólares, con una calificación crediticia de grado de inversión o un capital contable de mil millones de dólares.

Fuente: Dinero en imagen

Ganadora de ‘ronda uno’, con denuncia penal en Argentina

La petrolera inglesa Premier Oil PLC, socia de la mexicana Sierra Oil & Gas y de la estadunidense Talos Energy LLC, consorcio que ganó la licitación de dos de los 14 bloques subastados por el gobierno mexicano el pasado 15 de julio para la exploración y explotación de hidrocarburos en aguas someras y territoriales del Golfo de México, fue recientemente denunciada penalmente en tribunales federales argentinos por realizar actividades de exploración sin autorización.

La juez federal de Río Grande, en Tierra del Fuego, Argentina, Lilian Herráez, ordenó los embargos en contra de petroleras que fueron denunciadas el pasado 21 de abril por operar de manera ilegal en las Islas Malvinas.

Las firmas petroleras implicadas son la británica Premier Oil, Falkland Oil & Gas Limited (FOGL); la italiana Edison International SPA; la estadunidense Noble Energy Inc y su filial Noble Energy Falkland Limited y Rockhopper Exploration.

El gobierno de Argentina presentó una denuncia penal el 21 de abril pasado contra esas empresas, las cuales habían integrado un consorcio que contrató una plataforma semisumergible que el pasado 6 de marzo inició actividades exploratorias en la cuenca Malvinas norte, a 200 kilómetros del archipiélago localizado en aguas del Atlántico sur.

La denuncia fue por las actividades de exploración ilegal de petróleo en aguas territoriales de las Islas Malvinas, a las que los británicos denominan Falkland. Las empresas también fueron acusadas de contaminación del medio ambiente e importación o exportación de bienes en infracción a las leyes aduaneras.

Por su parte, Premier Oil, integrante del consorcio al que le fueron adjudicados dos bloques en México para la exploración en la cuenca del sureste frente a las costas de Veracruz y Tabasco, se amparó en “licencias” otorgadas por el Reino Unido en la zona de disputa de soberanía, en contravención con las resoluciones de la Organización de Naciones Unidas, que exhortó a los gobiernos de Argentina y Reino Unido a negociar la disputa y a no realizar ningún acto que agrave esta controversia.

La Organización Latinoamericana de Energía (OLADE), al igual que los estados latinoamericanos, han reconocido el derecho de Argentina a aplicar acciones legales contra las actividades de exploración y explotación de hidrocarburos en su plataforma continental sin la autorización, concesión o permiso estatal.

La juez Lilian Herráez dispuso la interrupción inmediata de las actividades que realizan las cinco compañías denunciadas y otras cuatro que les prestan servicios en la zona.

La autoridad judicial de Argentina también ordenó la “interdicción de navegar” de todos los barcos, con el argumento de que no se encuentran inscritos en el Registro Nacional de Buques, lo que impide su salida de los puertos donde están atracados.

La denuncia contra las petroleras internacionales fue iniciada en primera instancia por los ministros de Relaciones Exteriores, Héctor Timerman, y de Planificación Federal, Julio de Vido, y luego intervino el Ministerio Público.

En aquel momento y como resultado de la denuncia, el tribunal ordenó el embargo preventivo de bienes y activos de las cinco empresas hasta cubrir un monto de 156 millones de dólares. El juzgado también ordenó suspender las actividades, consideradas ilícitas, y adelantó que para hacer efectiva su resolución podrían librarse exhortos diplomáticos, en congruencia con los tratados y convenios de cooperación jurídica internacional.

La ley de Argentina impone penas de cinco a 10 años de prisión para los directivos de las petroleras y otros empleados de menor jerarquía por la búsqueda de hidrocarburos sin autorización de la Secretaría de Energía, y de 10 a 15 años por la extracción de los recursos petrolíferos.

En su defensa, las empresas acusadas señalaron, en abril pasado, que sus contratos se habían firmado con el gobierno de las Islas Malvinas.

El pasado martes 30 de junio el gobierno electo de las Falklands o las Malvinas declaró “El pueblo de las Falkland Island tenemos el derecho inequívoco de desarrollar nuestros propios recursos naturales como así lo entendamos, incluyendo el desarrollo de la industria de hidrocarburos, y contamos con todo el apoyo del Reino Unido para llevarlo adelante”.

Por tanto “el gobierno de las Falkland Islands no tiene dudas respecto a su legítimo derecho de otorgar licencias para actividades de exploración de hidrocarburos offshore, de acuerdo con la legislación de las Falkland, y continuará con el apoyo a la industria de hidrocarburos a medida que avanzan las inversiones en una exitosa exploración y producción de petróleo offshore”.

Por su parte, Premier Oil informó el martes pasado: “Las inversiones planificadas para exploración en 2015 han sido incrementadas en 20 millones a unos 240 millones de dólares, fundamentalmente debido a mayores gastos en la exploración del pozo Isobel Deep en las Falkland”, sostuvo la petrolera de origen británico.

Cabe recordar que Argentina y Reino Unido se disputan la soberanía de las islas desde 1833, cuando tropas británicas se apoderaron del archipiélago y expulsaron a una pequeña población argentina. Posteriormente, en 1982 tropas argentinas desembarcaron en las islas y se inició una guerra que culminó con la derrota del país sudamericano con un saldo de 649 jóvenes soldados argentinos y 255 combatientes británicos muertos.

Fuente: La Jornada


Volver

Reforma Energética en México: avanza la privatización de Petróleos Mexicanos (PEMEX) con el ingreso de 5 nuevas compañías transnacionales

En la segunda licitación de la Ronda Uno para entrar al mercado de hidrocarburos mexicano se lograron tres contratos —de cinco posibles—. Destacan compañías de Argentina, Estados Unidos e Italia que formaron consorcios con firmas mexicanas de reciente creación tras la reforma energética.

La Secretaría de Energía y la Comisión Nacional de Hidrocarburos calificaron esta licitación como exitosa aunque el Estado mexicano tuvo que modificar las bases de la misma para asegurar mayor participación de las firmas petroleras y evitar que, como ocurrió en julio pasado con la licitación 1, la mayoría de los campos se declararan desiertos, sin ofertas.

Uno de los principales cambios para esta segunda licitación fue que el Estado redujo el valor mínimo requerido para concursar por un contrato y, además, lo dio a conocer con quince días de anticipación —en lugar de minutos antes del concurso—. En julio pasado, 12 de los 14 campos de extracción se declararon desiertos y aunque para la mayoría de éstos ni siquiera hubo ofertas, de las pocas que se realizaron destacaron las que estuvieron por debajo del mínimo.

El gobierno mexicano calcula que con los tres contratos de producción compartida logrados habrá una inversión de 3 mil millones de dólares en los próximos 25 años. Se espera que el primer barril de petróleo de éstas áreas se tenga en el segundo semestre de 2018 y que para 2021 la producción sea de 90 mil barriles diarios.

Esta licitación contó con nueve campos de extracción divididos en cinco áreas ubicadas frente a las costas de Tabasco y Campeche en el Golfo de México.

Los cálculos de Hacienda indican que en el área uno (con tres campos) se alcanzará una utilidad de hasta 90%; en el área dos será de 82% y en la zona cuatro de 84%. Éstas dos últimas poseen uno y dos campos, respectivamente.

Las empresas que ganaron un contrato y se unen al negocio de hidrocarburos en México son:

–Eni International B.V. Es una firma de origen italiano con presencia en más de 80 países. El gobierno italiano es accionista del 30.1%. Su actividad empresarial incluye toda la cadena del negocio petrolero: desde la exploración y producción de petróleo y gas, labores en el área de refinación y mercadeo de derivados del petróleo y suministro y comercialización de gas y energía.

Eni International obtuvo el contrato del área contractual uno que cuenta con tres campos de extracción con reservas por 107 millones de barriles de crudo ligero.

–Consorcio Pan American Energy – E&P. En el área contractual dos —con un solo campo y reservas por 61 millones de barriles de aceite ligero— ganó un consorcio liderado por la firma argentina Pan American Energy, enfocada en el negocio de exploración y producción de hidrocarburos. El año pasado alcanzó una producción de cien mil barriles diarios de petróleo. Lo acompaña la firma E&P con constitución tanto en México como en Argentina.

–Consorcio Fieldwood Energy – Petrobal. El último contrato de esta licitación se logró en la zona cuatro con 62 millones de barriles de aceite ligero.

La petrolera estadounidense Fieldwood Energy hizo la oferta ganadora para los dos campos que incluye el área contractual. Es una firma con sede en Houston, Texas, que apenas tiene un par de años operando y que ha concentrado su actividad en exploración y extracción de hidrocarburos en América del Norte.

En este consorcio también participa Petrobal, una empresa creada tras la aprobación de la reforma energética en 2015 por la firma mexicana Grupo Bal de Alberto Bailleres.

Estas firmas, junto con el consorcio que ganó en la primera licitación dos contratos para áreas de exploración —compuesto por al mexicana Sierra Oil & Gas, la estadounidense Talos Energy y la británica Premier Oil— , son las primeras en entrar al mercado mexicano de hidrocarburos desde su apertura, cuando Petróleos Mexicanos dejó de tener el dominio.

La tercera licitación de esta Ronda Uno se realizará el próximo 15 de diciembre e incluye 25 campos terrestres para extracción de hidrocarburos que están ubicados en entidades como Chiapas, Veracruz, Tabasco, Tamaulipas y Nuevo León.

Vanguardia

Ver Reforma Energética – Comisión Nacional de Hidrocarburos de México

 

Según filtraciones del Departamento de Estado, Hillary Clinton intervino en la Reforma Energética de México

Hillary Clinton, precandidata demócrata a la presidencia de Estados Unidos, fue quien impulsó junto con sus colaboradores la reforma energética de México para quitarle el monopolio a Pemex, la cual se concretó en el presente gobierno del presidente Enrique Peña Nieto.

DesMog, sitio que publicó los correos electrónicos revelados por el Departamento de Estado estadounidense, señaló que Clinton alentó un acuerdo para la apertura del sector energético en nuestro país, con el que resultaban beneficiadas empresas petroleras internacionales, entre ellas: Exxon Mobil, Chevron y BP.

“Como responsable de la política exterior de Estados Unidos, Hillary Clinton impulsó con colaboradores suyos la privatización de la industria energética mexicana, concretada por el gobierno del presidente Peña Nieto, revelan correos electrónicos divulgados por el Departamento de Estado”, indicó DesMog.

Entre los colaboradores de Hillary, beneficiados, está el ex embajador en México, Carlos Pascual, según los correos que el Departamento de Estado desclasificó, y del que la actual precandidata fue titular entre 2009 y 2013.

El sitio que dio a conocer los correos precisó que “el Departamento de Estado de Clinton ayudó a romper el monopolio de la empresa estatal (Pemex) sobre la industria petrolera y de gas en México, abriendo el país a las compañías internacionales. Dos de los coordinadores que ayudaron a hacer que eso sucediera ahora trabajan en el sector privado y pueden beneficiarse económicamente de las reformas energéticas que ayudaron a crear”.

Agregó que “los correos electrónicos también ofrecen la oportunidad de contar la historia más profunda del papel que el Departamento de Estado, liderado por Clinton y otros actores poderosos, jugó en la apertura de México para los negocios internacionales en la esfera del petróleo y el gas“.

Junto con Clinton, quienes impulsaron la aperturas, son: David Goldwyn, primer coordinador internacional de Energía, y quien fue el encargado de redactar el documento sobre la participación de esa instancia en la privatización de la industria energética en México.

Carlos Pascual, quien sucedió a Goldwyn como coordinador internacional de Energía, y supervisó la creación de la Oficina de Recursos de Energía del Departamento de Estado.

Y Neil Brown, quien actualmente labora en la firma de gestión de fondos Kohlberg Kravis Roberts, en la que también colabora el ex director de la Agencia Central de Inteligencia, David Petraus.

Fuente: Aristegui Noticias

Categorías:México

Comentarios Cerrados

© 2017 Noticias de América Latina y el Caribe. ; 18 de Diciembre, 2017 - Contacto