El presidente de la República, Rafael Correa, destacó este lunes el aprovechamiento responsable de los recursos petroleros del país, durante la inauguración de dos obras en la provincia amazónica de Sucumbíos. En la mañana, el Mandatario entregó la Unidad Educativa del Milenio (UEM) Camilo Gallegos, con la que se beneficiarán más de 1.700 estudiantes de Lago Agrio. En este establecimiento, cuya inversión es de $ 5,7 millones, fueron reubicados los alumnos que asistían a la unidad educativa antigua, la cual no contaba con las condiciones necesarias para una educación de calidad. La UEM cuenta con áreas pedagógicas como aulas, laboratorios, sala de uso múltiple, comedor y biblioteca. Asimismo existe un bloque para el área administrativa y servicios complementarios como áreas verdes. En su discurso, ante críticas de la oposición que denominan gasto público a la inversión social, Correa recordó que a su llegada a la presidencia en 2007 encontró un país destruido, por lo cual se está saldando una vieja deuda histórica con el pueblo. Aseguró que nunca ningún gobierno había hecho tanto por el país. “Si se hubiera gastado adecuadamente hace muchos años, tendríamos un país totalmente diferente y no el país destrozado que nosotros encontramos”, lamentó. “La educación fue uno de los principales mecanismos de exclusión, el que tenía plata en este país podía educarse mejor que en Suiza, y el que no tenía se quedaba hasta sin estudiar”, criticó el estadista y contó que las madres debían elegir cuál de sus hijos iba a estudiar porque el dinero no alcanzaba para todos. A su criterio, esta era una forma de perpetuar la pobreza y consideró paradójico que la Amazonía, de donde sale gran parte de la riqueza nacional, quedara sumida en la pobreza “mientras la plata se iba a otro lado”. “Por eso nuestro especial empeño en la Amazonía, por eso aquí se encuentran 13 de las 60 Escuelas del Milenio que ya funcionan en el país”, acotó. Correa aseguró que de este modo su ejecutivo pretende ajustar cuentas con la historia en esa región y explicó que las construcciones también son un fruto de los excedentes del petróleo, pues ahora el 12 por ciento de utilidades se destinan al desarrollo local. Pese al desarrollo de una infraestructura adecuada para mejorar la calidad de la educación a nivel nacional, el dignatario insistió en que lo más importantes son los maestros, ahora con salarios duplicados y condiciones para realizar maestrías internacionales y otros estudios superiores. “Los docentes son lo más importantes para el sistema educativo”, sostuvo e instó a rescatar valores para la nueva generación como honestidad, responsabilidad y excelencia. Hospital del IESS El presidente Correa entregó esta tarde, también en Sucumbíos, el Hospital del Día, ubicado en el sector Las Garzas en Nueva Loja. Esta casa de salud tiene una inversión de $ 6,5 millones. Brindará 84.000 atenciones médicas al año, entre las cuales constan más de 1.000 cirugías. El hospital cuenta con un área de imagenología, donde se realizarán exámenes de rayos X y ecografías. Esto representa un gran ahorro al Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), pues al año se derivaban 4.000 ecografías y 2.500 radiografías a hospitales particulares y hoy se podrán efectuar allí. El nuevo centro médico dispondrá de nueve camas, 28 médicos: siete generales, tres odontólogos y 18 especialistas en traumatología, otorrinolaringología, cardiología, ginecología, pediatría, oftalmología, urología, cirugía del día, medicina interna, familiar y general para brindar atención a afiliados, jubilados y a la ciudadanía en general como parte de la Red de Salud Pública. El Hospital del Día de Nueva Loja se suma a los que están en construcción en Guayaquil, Quevedo, Machala, Quito y otras ciudades del país. “Ahora los réditos del petróleo se quedan para el pueblo, para la Amazonía”, reiteró el Mandatario en la ceremonia de entrega de este hospital

El Telégrafo