La economía brasileña eliminó un total neto de 130.629 puestos de trabajo en noviembre, dijo el viernes el Ministerio de Trabajo, en momentos en que el mayor país latinoamericano sufre una profunda recesión.

Se esperaba que las compañías brasileñas recortarían 162.000 posiciones de las nóminas en noviembre, de acuerdo con la mediana de las previsiones de siete economistas.

En octubre, la pérdida fue de 169.000 puestos.

Los datos pertenecen al Catastro General de Empleados y Desempleados (Caged).

El registro indicó que se perdieron 945.363 puestos de empleo formales en los últimos 12 meses.

La retracción del mercado laboral ocurrió en todas las regiones de Brasil.

Agencia Brasil