La tasa de desempleo de Brasil subió a 9,0 por ciento en octubre, desde un 8,6 por ciento en los tres meses previos, informó el viernes el IBGE, Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE). El dato constituye el mayor índice de desempleo desde la serie iniciada en el 2012.

La tasa fue 2,4 puntos porcentuales mayor a la registrada en el mismo trimestre de 2014, cuando el desempleo fue del 6,6 %, y 0,4 porcentuales superior a la del trimestre comprendido entre mayo-julio (+8,6 %) de 2015, según los datos divulgados del estatal IBGE.

Entre agosto y octubre del pasado año, 9,1 millones de personas estaban sin empleo en todo el país, lo que supone un aumento del 5,3 % frente al periodo comprendido entre mayo-julio y un 38,3 % frente a los mismos meses del año anterior.

La población ocupada, por su parte, permaneció estable, con 92,3 millones de personas.

El incremento estuvo en línea con la mediana de las expectativas de 11 economistas en un sondeo de Reuters.

Alrededor de 1,5 millones de personas han perdido sus puestos de trabajo a lo largo del último año.

Se prevé que el desempleo suba a 11 por ciento para fin de año, de acuerdo con un sondeo de Reuters publicado esta semana.

La tasa nacional de desempleo, parte del sondeo llamado PNAD Continua que releva el IBGE, reemplazará al sondeo referencial PME del empleo en los próximos meses.

De acuerdo a la medición de los ingresos promedio, se registró un retroceso de 0,7 por ciento en el trimestre hasta octubre, ante el trimestre previo, y de un 1 por ciento sobre el mesmo período de 2014, alcanzando los 1.895 reales.

Brasil 247

USIMINAS MANTIENE PLAN DE DESPEDIR 4.000 TRABAJADORES: SINDICATO

Usiminas, uno de los mayores productores de planchas de acero en Brasil, mantuvo el viernes un plan para detener la producción en su planta de Cubatao, lo cual significará el despido de alrededor de 4.000 trabajadores, dijeron líderes sindicales.

El sindicato STISMMMEC, que representa a siderúrgicas alrededor de Cubatao, dijo que una reunión entre trabajadores, fiscales y la empresa no produjo un acuerdo.

El presidente del sindicato, Florêncio Rezende de Sá, afirmó que los despidos tendrán lugar hasta el 15 de marzo y la agrupación sostuvo que se perderán 4.000 empleos.

Usiminas dijo en un comunicado que serán recortados 2.000 puestos de trabajo vinculados directamente con el trabajo en la planta, pero no dijo cuántas posiciones indirectas se verán afectadas como parte de la decisión.

El plan de despidos presentado a los trabajadores incluye mayores beneficios a los que establece la ley, agregó la compañía.

Usiminas, que cerrará las actividades de producción de acero en Cubatao pero mantendrá las operaciones de acero laminado, ha citado la debilidad de los precios y de la demanda en Brasil entre los motivos para el cierre de la planta.

El panorama para la industria siderúrgica brasileña este año luce “extremadamente desafiante” y podría resultar peor a lo previsto, dijeron en una nota a los clientes analistas de JPMorgan liderados por Rodolfo Angele.

Brasil 247