Con esta decisión se busca avanzar en los pasos que dio el país en los últimos años para avanzar en materia de transparencia fiscal, dijo el senador Leonardo De León, en declaraciones que publica hoy el periódico La República.

Debemos buscar cada día mayor transparencia y mucho más ahora que el mundo se ha visto sacudido por los informes de los Panama Papers (Papeles de Panamá), comentó.

El senador del Frente Amplio destacó que gracias a las acciones desplegadas hasta ahora, su país cumple con los estándares internacionales en esta materia de intercambio de información con fines fiscales.

Pero es cierto, dijo, que en algún momento “hubo mecanismos que podían ser utilizados para lo que se puede denominar cierta opacidad fiscal”.

Mencionó en ese sentido, instrumentos para actuar con actividades económicas offshore, como las Sociedades Anónimas Financieras de Inversión.

Apuntó que ese camino fue abandonado hace muchos años por Uruguay y ahora hay que dar nuevos pasos después del escándalo mundial desatado por los Panama Papers.

Datos publicados por la prensa señalaron que Uruguay está entre los países con más compañías en el extranjero creadas a través de la firma panameña Mossack Fonseca.

Señaló La República que la comisión aprobada anoche entre los legisladores fue por unanimidad y estará integrada por cuatro parlamentarios del oficialismo y tres de la oposición.

La semana pasada a Dirección General Impositiva (DGI) de Uruguay realizó varios operativos en empresas luego de la filtración de documentos a la prensa en el llamado escándalo Papeles de Panamá.

El director de la DGI, Jorge Sierra, declaró que durante el proceso se incautó información para evaluar y determinar si existen irregularidades o fraude en la instalación de sociedades offshore en Panamá, y de haberlos, añadió, se procederá a reliquidar los impuestos.

En el caso de haber delitos como lavado de dinero se harán denuncias ante la Justica, remarcó

Sierra indicó que en los operativos participaron unos 40 inspectores, y apuntó que la mayor parte de la información fue proporcionada por las entidades inspeccionadas, aunque reveló que dos de ellas se negaron a aportar los datos requeridos por lo cual se procedió a la confiscación.

Carlos Díaz, director de la Secretaría Nacional Antilavados, aseveró por su parte, que esta semana comenzarían las inspecciones a varias firmas mencionadas en los referidos documentos.


DGI aplicará sanciones por defraudación tributaria de hasta 15 veces el monto del impuesto impago

Desde que trascendieron a través de los “Papeles de Panamá”  las actividades de las empresas offshore registradas por estudios jurídicos y contables uruguayos, la DGI comenzó una investigación para conocer si existió evasión de tributos nacionales.

En tal sentido, la Impositiva destino 40 funcionarios a inspeccionar firmas contables, jurídicas y de servicios conexos que comercializan en Uruguay sociedades offshore.

El director general de Rentas, Joaquín Serra, dijo que la información obtenida por DGI “se cruzará con bancos de datos nacionales e internacionales”.

Agregó que cuando se detecte un caso de “evasión fiscal”, la DGI determinará el monto y gestionará el cobro del impuesto y de la sanción económica.

“La multa es de 20% sobre el impuesto no declarado y, si Impositiva entiende que existió defraudación, se aplicará una sanción cuyo valor oscilará entre uno y 15 veces el monto del impuesto impago”, aseguró el jerarca según informó el Portal de Presidencia de la República.

Defraudación

En ese marco, Serra dijo que “hay defraudación cuando una persona o una sociedad instala una ingeniería jurídica sofisticada que sirve para ocultar su actividad económica al fisco”.

“Si las personas que han adquirido sociedades offshore las utilizaron para canalizar inversiones de este tipo en el exterior y pagaron sus impuestos, no van a tener ningún problema. Pero si alguna de estas personas no han pagado estos impuestos pasaremos a la reliquidación y al cobro de las multas y moras correspondientes”, explicó Serra.

Acotó que la DGI recauda “unos 15 millones de dólares anuales por IRPF al movimiento de capital mobiliario”.

“Cuánto más podemos recaudar no lo sabemos, surgirá de las actuaciones que estamos realizando”, aseguró.

La Red 21