La primera trasnacional petrolera “de gran escala” que extraerá hidrocarburos en México firmó ayer un contrato con la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH).

Se trata de la empresa italiana Ente Nacional de Hidrocarburos (ENI), que explotará tres campos con reservas de 107 millones de barriles de aceite ligero y 69 mil millones de pies cúbicos de gas, con una inversión estimada oficialmente en mil 100 millones de dólares.

La empresa ha seguido un rumbo similar al que iniciado por Petróleos Mexicanos (Pemex). Creada en los cincuenta como paraestatal, desde mediados de los noventa ha cedido acciones, aunque conserva poco más de 30%, lo que permite a Italia mantener el control efectivo y el derecho a designar al presidente y al administrador.

El secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, celebró el contrato con ENI al considerar que se trata de la primera empresa petrolera de “gran escala” que invierte en el país, “lo cual contribuye al proceso de modernización y apertura energética que protagoniza México”.

El comisionado presidente de la CNH, Juan Carlos Zepeda Molina, explicó que el contrato signado es para extracción de hidrocarburos bajo la modalidad de producción compartida para el área denominada Cuenca del Sureste, que se ubica frente a las costas de Tabasco, con una extensión de 67 kilómetros cuadrados.

Dicha área abarca los campos identificados como Amoca, Tecoalli y Miztón, otorgados a ENI en la segunda licitación de la Ronda Uno.

Zepeda Molina añadió que a partir de hoy inicia la fase de transición de arranque, con una duración de 90 días, en la que ENI llevará a cabo la evaluación de impacto social y los estudios que permitan establecer la línea base ambiental.

Agregó que como ocurrió con los contratos adjudicados en la primera licitación de la Ronda Uno, el pacto con ENI será incorporado a la bóveda digital de contratos que está disponible para su consulta en la página web de la CNH.

En su intervención, Pedro Joaquín Coldwell también destacó que con las primeras dos licitaciones ya realizadas, serán ocho las empresas que inviertan en los próximos meses en México: dos compañías mexicanas, una italiana, una del Reino Unido, dos argentinas con inversión británica y dos estadunidenses.

El titular de Energía agregó que para 2018, numerosas compañías de distintas categorías y dimensiones estarán establecidas y realizarán operaciones de exploración o extracción de hidrocarburos en territorio nacional, “con lo que México está de vuelta en el mapa energético mundial”.

La empresa ENI, que opera en 90 países y se dedica a petróleo, gas e hidrocarburos, así como a electricidad y construcción, se ha visto envuelta en escándalos de corrupción y desastres ambientales en distintas ocasiones. En julio pasado la senadora Dolores Padierna informó que entre esos escándalos destacaba un derrame petrolero en Nigeria, donde la empresa fue expuesta por haber pagado sobornos con el fin de evitar sanciones y cargas por el desastre ambiental.

A la celebración del contrato asistió el vicepresidente para las Américs de ENI, Federico Arisi Rota, quien expresó: “Tenemos la mejor voluntad de trabajar en este país, donde sin lugar a dudas daremos lo mejor de nuestra empresa, recursos y experiencia, especialmente nuestra capacidad de desarrollar proyectos en aguas convencionales con elevada eficiencia y a bajos costos utilizando nuestras tecnologías”.

Proceso