El núcleo duro de la industria profundizó en octubre el recorte de su producción, acumulando tres meses consecutivos de fuerte caída. El deterioro en la producción acentuó la pérdida de horas trabajadas impulsado por una contracción en la mayoría de las ramas de la manufactura.

El nivel de producción del núcleo duro industrial cayó en octubre 7,1% frente a igual período del año pasado, de acuerdo a los datos divulgados ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE) y procesados por la Unidad de Análisis Económico de El Observador. Ese declive acentuó la contracción de setiembre de 6,6% interanual y completó tres meses de fuertes caídas, cuando el descenso interanual de agosto fue de 9,4%.

El núcleo duro industrial deja de lado los cuatro grandes actores del sector manufacturero –la refinería de ANCAP, las plantas de celulosa de UPM y Montes del Plata y la planta de Pepsi que se encuentra ubicada en la zona franca de Colonia–. Esas empresas, por su tamaño –en conjunto representan casi 25% de la actividad industrial– y su lógica particular –su evolución no acompaña necesariamente al resto del sector–, distorsionan el análisis del grueso de las empresas. Si se consideran además esas grandes industrias, la producción manufacturera cayó 0,94% en octubre respecto a igual mes del año pasado.

La contracción se produjo en 13 de los 19 sectores que componen la industria. Vehículos automotores fue la rama que tuvo la mayor caída (40%) acentuando el declive de los dos meses anteriores de 11,7% y 12,7% interanual en setiembre y agosto, respectivamente. Se situó en segundo lugar el rubro de la maquinaria –salvo eléctrica– con una caída de 34,9%, seguido por “otros equipos de transporte” con un deterioro de 21,2%.

En el rubro alimentos y bebidas, el principal rubro dentro del sector manufacturero y enfocado en buena medida a satisfacer la demanda interna, el volumen físico producido cayó 5,4% tras ocho meses consecutivos de aumento.

En el lado opuesto, la producción del sector de instrumentos médicos, ópticos y de precisión más que se duplicó y registró una suba de 145% interanual, despegándose del resto de los sectores. En setiembre, el aumento de este sector fue de 120,5%. Asimismo, un escalón por debajo se ubicó el rubro de papel y productos de papel (36,5%) y maquinarias y aparatos eléctricos (23,5%).

Fuerza laboral

La disminución del volumen físico siguió eliminando empleo. La cantidad de horas trabajadas en el total de la industria disminuyó 11% interanual en octubre frente a la caída de 10,1% en el mes previo. En igual mes del año pasado el retroceso fue de 2,9%. La pérdida de horas ocurrió en todos los rubros salvo en el de instrumentos médicos, ópticos y de precisión (8%) y derivados del petróleo y carbón (6,4%).

Al igual de lo que ocurrió con la producción, el rubro de vehículos automotores tuvo la mayor caída en la fuerza laboral, de 37,9% y acumuló 12 meses seguidos de disminución. Siguió por debajo prendas de vestir, con un deterioro de 31,5% y el sector de minerales no metálicos, que produjo 24,9% menos que en octubre de 2014. La madera fue el sector que menos cayó (-5,3%), tras la suba del mes anterior de 4,8% interanual.

El Observador