Son 12.500 las personas que la Dirección Nacional de Economía Social e Integración Laboral del Ministerio de Desarrollo Social (MIDES) atiende en forma anual a través de proyectos que desarrollan acciones vinculadas a distintos programas sociolaborales. “Uno de ellos, el programa Uruguay Trabaja, abre 3.000 inscripciones en marzo de cada año y en todos los departamentos del país”, aseguró la directora del área, Mariela Fodde.
Fodde señaló que la Dirección Nacional de Economía Social e Integración Laboral atiende a 12.500 personas en forma anual que se integran a distintos programas como Uruguay Trabaja, Uruguay Clasifica, Juventud y Trabajo, Fortalecimiento de Capacidades y Competencias, Estrategia Ruralidad, Promoción y Desarrollo de Cooperativas Sociales, Emprendimientos Productivos, o Redes y Comercialización.

A esa cifra se suman los ciudadanos que integran cooperativas de trabajo y los movimientos de economía social y solidaria. “Son miles las personas que se autosustentan y que optaron como medio de trabajo por un emprendimiento asociativo-cooperativo que tiene sus raíces en la economía social”, dijo la funcionaria en entrevista con la Secretaría de Comunicación Institucional (SCI).

También explicó que la economía social focaliza en las personas que viven en contextos críticos y prioriza la integración al trabajo a través de estrategias asociativas, colectivas y cooperativas, promoción de la formalización y el uso de herramientas de crédito, capacitación para el trabajo, orientación laboral, asistencia técnica para la inclusión socioeconómica y laboral.

Uno de los programas de la mencionada dirección es Uruguay Trabaja, creado a través de la Ley 18.240, que anualmente abre sus inscripciones en marzo en todo el país a 3.000 personas, en grupos de entre 20 a 35 integrantes para desarrollar tareas laborales transitorias de valor público por 30 horas semanales y por un período de hasta ocho meses, tiempo en el que perciben 2.35 bases de prestaciones contributivas (BPC) por mes.

Los participantes desarrollan tareas de construcción y también se capacitarán, a partir del año próximo, en tareas de cuidados para luego buscar posibilidades de trabajo en cooperativas o en forma individual.

“En este programa se trabajan valores cooperativos de la economía social”, aseguró Fodde. Agregó que pueden inscribirse ciudadanos que tengan un mínimo de dos años de desocupación sin aportes sociales y que están en situaciones de vulnerabilidad social.

La dirección también gestiona el programa Uruguay Clasifica, que contribuye al desarrollo de procesos integrales de familias clasificadoras de residuos reconociendo su condición de trabajadores y de agentes ecológicos.

Promueve derechos y la participación con modelos de trabajos alternativos e innovadores y sustentables social y ambientalmente. Asimismo se promueve la conformación de colectivos de clasificadores para el pasaje hacia el trabajo con residuos reciclables en condiciones dignas y decentes de trabajo en forma autogestionada y colectiva.

Asimismo, Juventud y Trabajo es un programa dedicado a generar oportunidades transitorias de becas de trabajo dependiente en el sector público en el marco de la Ley 19.133. Este dispositivo incluye talleres de orientación vocacional y laboral.

Otro de los programas es el Fortalecimiento de Capacidades y Competencias, con el objetivo de la inserción social, de capacidades y competencias de personas en situación de vulnerabilidad socioeconómica con énfasis en la recuperación de recursos personales y contextuales, reinserción y ejercicio de la ciudadanía a través de proyectos de proximidad.

Presidencia de la República Oriental del Uruguay