El índice Gini que mide la desigualdad cayó de 0,455 en 2006, a 0,381 el pasado año, según un informe del Instituto Nacional de Estadística (INE). La disminución de la desigualdad es continua desde 2007 y su mayor descenso ocurrió en las zonas rurales donde el pasado año se ubicó en 0,312 puntos en el indicador de Gini.

El estudio del INE señala que para todo el país, el índice Gini se ubicó en 0,381 puntos en 2014 cuando un año antes era de 0,384. En Montevideo el indicador es superior al promedio nacional, se ubicó en 0,394, en las poblaciones urbanas mayores de 5.000 habitantes, el índice fue de 0,356, en las poblaciones menores de 0,331 y en las zonas rurales de 0,312.

Por departamentos, Montevideo es el de mayor desigualdad, mientras que Maldonado, Cerro Largo, Florida, Flores, Lavalleja, San José, Colonia y Soriano son los que menos desigualdades presentan con indicadores entre 0,312 y 0,335. El resto de los departamentos se ubican entre 0,336 y 0,362.

Captación de los ingresos

Por otra parte, el estudio del INE mide también la desigualdad comparando los ingresos entre el decil de mayor ingreso y el de menor ingreso.

En los últimos 9 años, la diferencia de la captación de ingresos entre el 10% de la población de mayores ingresos respecto al 10% de la población de menores ingresos, cayó de 17,9 veces a 12 veces.

En 2006, el 10% de la población de mayores ingresos captaba 17,9 veces más ingresos que el decil de menores ingresos mientras que en 2014 la diferencia fue de 12 veces.

El estudio compara los ingresos per cápita, medidos a precios de enero de 2005, eran en 2006 de 1.377 pesos mientras que para el decil más alto era de 24.693 pesos. En 2014 se ubicó en 2.743 pesos para el decil más bajo y de 31.951 pesos para el decil más alto.

Otra forma de medir la desigualdad es por el porcentaje de la captación de ingresos según deciles.

En 2006, el decil de menores ingresos captaba el 2,2% del total de ingresos acumulados ese año mientras que el decil más alto captaba el 32,4%. En 2014, esos porcentajes pasaron a 2,7% para el decil más bajo y 27,2% para el más alto.

Los deciles 1 al 8 aumentaron sus porcentajes de captación de ingresos entre 2006 y 2014, y solo bajaron en los dos deciles de mayores ingresos (9 y 10).

Pobreza y trabajo

Las estadísticas del INE revelan también la importancia del empleo en los indicadores de desigualdad. El índice de desempleo en la población por debajo de la línea de pobreza es del 18,8% mientras que quienes están por encima registran una tasa de desempleo de 5,7%. El promedio de la tasa de desempleo para 2014 se ubicó en 6,6%.

Al mismo tiempo, la tasa de empleo de quienes están por encima de la línea de pobreza pasó de 56,2% a 61,4% entre 2006 y 2014 y para las personas por debajo de la línea de pobreza se mantuvo estable en el entorno del 48%.

Distribución de la pobreza

Los hogares del total del país por debajo de la línea de pobreza se estiman en 6,4 por ciento, lo que implica una reducción de 1,4 puntos porcentuales con respecto a 2013. Si se analizan las distintas áreas geográficas, se destaca que Montevideo es la región con mayor incidencia de la pobreza (8,5%), seguido de las localidades del Interior de menos de 5.000 habitantes (6,4%). Por otra parte, las localidades del Interior de 5.000 y más habitantes tienen 4,9 por ciento de hogares por debajo de la línea de pobreza, en tanto las zonas rurales de país registran la menor incidencia de la pobreza (2,2%).

La mayor concentración de hogares por debajo de la línea de pobreza se ubica en el litoral noreste del país y en la capital (niveles superiores al 8% de hogares). Los niveles más bajos corresponden al litoral oeste (San José, Colonia, Flores y Soriano) además de Paysandú y Maldonado. Los departamentos del centro del país junto con Rocha, Salto y Río Negro presentan niveles medios de pobreza (entre 4,0% y 6,0%).

Si se toma en cuenta solo Montevideo, los municipios A, D y F son los que presentan los mayores porcentajes de hogares por debajo de la línea de pobreza, superando el 16%, casi el doble que el promedio del departamento.

En contrapartida, los municipios CH y E son los que presentan los menores niveles, entre 0,6 y 3,1% de los hogares.

Último año

Entre 2013 y 2014 para el total del país se destaca un crecimiento del ingreso medio del primer decil del orden del 7,2 por ciento. Mientras en el último decil el incremento es menor (de 30.337 pesos en 2013 a 31.951 pesos en 2014, a precios enero 2005). Esto implica una reducción del ratio entre ambos extremos de la distribución de ingresos pasando de 12,0 en 2013 a 11,6 en 2014.

Fuente: http://www.republica.com.uy/desigualdad-volvio-a-reducirse/509443/