El Ministerio de Industria, Energía y Minería, el Instituto Nacional del Cooperativismo (INACOOP) y la Confederación Uruguaya de Entidades Cooperativas (CUDECOOP) firmaron el convenio “Incubadora” de emprendimientos cooperativos en sectores intensivos en conocimiento y tecnología.

La actividad contó con la presencia del subsecretario de Industria, Energía y Minería, Guillermo Moncecchi, el ministro de Trabajo, Ernesto Murro y el director de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP), Álvaro García.

Para la firma del convenio se contó, además con la participación del presidente de INACOOP, Gustavo Bernini; el vicepresidente de INACOOP, Carlos Reyes, así como del vicepresidente y secretaria de CUDECOOP, Juan Carlos Canessa y Rossana Perdomo respectivamente.

Emprendedurismo y solidaridad

Moncecchi resaltó que el proyecto resulta de una “combinación virtuosa entre emprendedurismo -que muchas veces se asocia con el esfuerzo individual- y el concepto de solidaridad que hay detrás de las cooperativas”.

Agregó que otra arista es la “incorporación de conocimiento en las actividades promovidas”.

Destacó la importancia de la colaboración interinstitucional, que confluyó en el resultado de un trabajo que comenzó con una primera etapa de mapeo de cooperativas, y que se cristalizó en la “Incubadora”.

Por su parte, el ministro de Trabajo, Ernesto Murro calificó a el proyecto como un hecho “trascendente” para el país.

El jerarca sostuvo que “Uruguay necesita del movimiento cooperativo para continuar su desarrollo.” Se congratuló por la alta participación social en la gestión de políticas públicas, que coloca a nuestro país entre los primeros a nivel mundial en este aspecto.

El director de Planeamiento, Álvaro García, señaló que los objetivos que se persiguen con el convenio “se entroncan en la medida de lo que necesita el país”.

Entretanto que el presidente de INACOOP, Gustavo Bernini, expresó que los emprendimientos le otorgan una jerarquía a la economía social dentro de las políticas públicas. “Debemos comprender que la economía social no es solamente una economía marginal, sino que debe ganar un espacio en la economía real”.

Por su parte Carlos Canessa (CUDECOOP) hizo especial hincapié en la importancia de la “Incubadora”, por apostar a un mayor desarrollo del movimiento cooperativo en áreas nuevas que poseen escasa participación de cooperativas.

Resaltó la “inter-cooperación, la transversalidad y el fomento de la innovación y las redes para generar cadenas de valor”.

El Convenio

El objetivo del convenio es desarrollar una “Incubadora” de cooperativas en sectores estratégicos o de oportunidad, con proyectos cooperativos innovadores e intensivos en materia de tecnología y conocimiento.

La consolidación de la herramienta interinstitucional surgió como resultado de un convenio del año 2013 que firmaron el Ministerio de Industria, INACOOP y CUDECOOP. El acuerdo tiene como finalidad la realización del mapeo del sector cooperativo, para la detección de la presencia cooperativa en sectores de la economía en crecimiento, y la publicación de un librillo con los resultados obtenidos. Una vez finalizado el mapeo, se realizó un “piloto de incubadora”.

A través de este nuevo convenio se busca avanzar y establecer una alianza para generar un espacio de incubación de proyectos cooperativos en industrias intensivas en tecnología y conocimientos.

La Red 21