Uruguay y Brasil podrán realizar intercambios de energía cuando las condiciones sean convenientes para ambos. Esto es posible tras dos acuerdos de comercialización firmado entre el presidente de UTE, Gonzalo Casaravilla, y su par de Electrobras, José Da Costa Carvalho Netto, en Río de Janeiro. A estos efectos, en pocos días finalizarán los ensayos de la interconexión de 500 megavatios en entre Melo y Candiota.

El primer convenio, denominado “Acuerdo de Prestación de Servicios Comerciales”, establece que UTE actuará como comercializador en Uruguay y Electrobras hará lo propio en Brasil en los intercambios de energía eléctrica de importación y exportación entre los dos estados.

Los acuerdos también indican que el suministro uruguayo para ese intercambio provendrá de unidades de generación instaladas en el país, según el excedente que haya en cada momento luego de abastecer la demanda interna, y podrá ser interrumpido por los organismos encargados del despacho cuando las condiciones técnicas y de seguridad de los sistemas lo justifiquen.

La efectiva concreción de intercambios requiere la celebración de un acuerdo de provisión específico, para lo cual se firmó el segundo documento, denominado  “Acuerdo de Provisión”, que establece las condiciones y mecanismos que permiten el suministro a Brasil de energía eléctrica interrumpible, generada en Uruguay

Cuando se realice el primer intercambio de Uruguay a Brasil, apenas finalicen las pruebas en el centro convertidor de frecuencia de la electricidad entre la nororiental ciudad uruguaya de Melo y Candiota, en el sur de Brasil, se habrá cumplido un paso fundamental, ya que será la primera vez que este país le venda electricidad al gigantes sudamericano, no como un intercambio ocasional sino con reglas de juego claras en dicha comercialización.

Carasavilla resaltó que Uruguay tiene una interconexión de 70 megavatios desde 2001, que hasta ahora ha servido básicamente para traer energía a Uruguay y regular la tensión del sistema brasileño.

Ensayos de interconexión

El titular de UTE añadió que en pocos días más ambas empresas habrán finalizado los ensayos de la interconexión de 500 megavatios en Melo-Candiota, que abre la posibilidad de intercambio energético de porte entre ambos países.

“Este acuerdo comercial nos da un marco de trabajo muy interesante”, resaltó Casaravilla, al tiempo que agregó que las condiciones económicas del intercambio dependerán de los precios relativos de cada uno de los mercados.

Las empresas UTE (Administración Nacional de Usinas y Transmisiones Eléctricas) y Electrobras han construido en territorio uruguayo una central de generación eólica de 65 megavatios, con una inversión conjunta de 100 millones de dólares, que se encuentra operativa desde hace un año y que ha contribuido a la transformación de la matriz de generación eléctrica del país.

Asimismo, ambas empresas estatales hicieron en 2000 una inversión conjunta de 30 millones de dólares en la interconexión de 70 megavatios entre Rivera y Livramento.

La Red 21

UTE tiene la cancha libre para exportar a gran escala a Brasil

Luego de una ardua y trabajosa negociación que debió sortear el lobby de los generadores privados brasileños entre otros obstáculos, finalmente UTE estará en condiciones de ofrecer su excedente de generación para exportar electricidad a Brasil a una escala sensiblemente superior a los 70 megavatios-hora que hoy permite la interconexión entre Rivera y Livramento.

En diálogo con El Observador, el presidente del ente energético, Gonzalo Casaravilla, comentó que actualmente la pruebas técnicas que se están realizando en las últimas horas con la nueva interconexión de 500 megavatios (Melo-Candiota) están funcionado “a la perfección”, por lo que en breve quedará disponible el intercambio comercial entre ambos países. El pasado lunes, Casaravilla y su par de Electrobras, José Da Costa Carvalho Netto, firmaron en Río de Janeiro dos acuerdos de comercialización de electricidad, a partir de los cuales Uruguay y Brasil podrán realizar intercambios de energía cuando las condiciones sean convenientes para ambos.

En diálogo con la prensa, Casaravilla comentó ayer que en un escenario de venta inmediata, UTE estaría en condiciones de ofrecerle electricidad a Brasil en un rango de US$ 70 a US$ 100 el megavatio-hora (MWh) . En tanto, cuando el volumen de importación obligue a encender centrales térmicas el precio por MWh ronda los US$ 250.

A este precio hay que sumarle una comisión de 3% por MWh que cobra UTE por ser la empresa exportadora de energía y un peaje de US$ 17 por MWh por el peaje de la conversora de Melo para contratos firmes, y de US$ 34 por MWh para intercambios puntuales, según lo estableció un decreto que publicó hace pocos días el Ejecutivo para dar un marco jurídico a la exportación de energía.

Aun con estos costos adicionales, el valor que ofrecerá UTE al despacho de energía brasileño será altamente competitivo, lo que explica en parte el lobby que durante las últimas tres administración de gobierno (incluyendo la actual) realizaron los generadores privados brasileños que generan con centrales térmicas. El ente uruguayo ofertará semana por semana sus opciones de precio y el volumen de electricidad que tendrá como excedente.

Si bien el sur de Brasil no tiene problemas de abastecimiento de la demanda, la zona nordeste del gigante de la región sufre los efectos del déficit de lluvias, lo que ha disparado el uso de las centrales térmicas y el costo de generación. Casaravilla se mostró confiado en exportar a Brasil volumen interesante a partir del próximo año, cuando continúen sumándose granjas eólicas al sistema de generación uruguayo.

Por otro lado, el jerarca precisó que el beneficio que se recibirá por la eventual energía comprenderá a UTE –que tiene el 98% del mercado de generación– y a los generadores privados que no tienen contratos de venta firme con el ente energético, es decir operar en el mercado spot. Los proveedores de eólica y biomasa que venden a UTE no tienen derecho a beneficiarse de ese intercambio potencial con Brasil.

Convenio con BBVA

UTE y el banco BBVA firmaron ayer un convenio para financiar la instalaciones de colectores solares aprobados por el Plan Solar, y para el recambio de termotanques clase A con capacidad superior a los 60 litros. El BBVA tiene disponible un préstamo personal hasta en 48 cuotas sin intereses o utilizando las tarjetas de crédito VISA BBVA en 24 cuotas sin intereses.

El Observador