Esta “es una excelente noticia para los sectores que exportaron a Venezuela y estaban con dificultades, pero esto soluciona buena parte del problema y ahora se debe seguir trabajando, no hay otra”, afirmó el subsecretario de Ganadería a la Presidencia.

“Creo que aquí hay un trabajo coordinado de todo el gobierno y del sector privado, así como buena voluntad del gobierno venezolano, si nos pagan es porque ellos también entienden esta situación”, añadió.

“Venezuela es un tradicional comprador de alimentos de Uruguay y obviamente tienen necesidades de abastecimiento porque producen poco y están pasando por un período de muchas dificultades. Pero para pagar las cuentas no solo se precisa voluntad sino también plata y a veces al no tener plata la otra parte debe tener paciencia”, explicó el subsecretario.

A pesar de las dificultades, Venezuela seguirá siendo cliente de Uruguay. “Veremos cómo acompasar para que no se produzcan estos episodios”, dijo.

Si bien el depósito no especificaba para qué empresas estaba destinado, Claldy, Pili y Calcar cobraron la totalidad de los productos que enviaron. Estas compañías eran las más afectadas por la deuda, pues son las de menor tamaño. Los 12 millones restantes serán para Conaprole, a quien Venezuela aún le debe 27 millones de dólares del primer embarque.

El pago “es señal de que las negociaciones del Gobierno uruguayo están dando resultado, porque por algo estamos cobrando“, afirmó Benech.

Mayor tranquilidad

El presidente del Instituto Nacional de la Leche (INALE), Ricardo De Izaguirre, dijo a El País que las empresas queseras harán nuevos embarques a Venezuela en la medida que puedan certificar el cobro correspondiente.

“A nivel de sector primario este nuevo pago de Venezuela brinda mayor tranquilidad. Pensamos que servirá para que la industria láctea estabilice los precios de la leche o incluso los mejore”, agregó.

“Con esta inyección de dinero esperamos que el precio se readecúe y pueda llegar a 8 pesos por litro, cubriendo costos de producción. Es un momento muy esperanzador”, dijo el jerarca.