El presidente de la Central Bolivariana Socialista de Trabajadores (Cbst), Wills Rangel, anunció que la clase obrera se mantendrá en debates permanentes en defensa de la Ley Orgánica del Trabajo, las Trabajadoras y los Trabajadores (Lottt), luego que los gremios empresariales anunciaran que pedirán a la nueva Asamblea Nacional, la derogatoria de la legislación y otras leyes.
Aprovechó para anunciar que la clase obrera se ha organizado e ideó un plan en defensa del salario de los trabajadores “y por ello ello abogamos  porque todos los sectores ayuden a la economía, sobretodo ahora que estamos enfrentado una disminución de los precios del petróleo y se necesitan  ingresos para proteger los salarios y los beneficios para el pueblo, para la familia venezolana, para el desarrollo del país”.
El presidente de la Central Socialista explicó a El Mundo, Economía y Negocios que  en este plan están haciendo tres propuestas.  “En primer lugar pediremos al Gobierno y  al nuevo parlamento, la nacionalización de la banca, porque en estos 17 años de revolución, uno de los sectores que ha tenido ingentes recursos y ganancias ha sido la banca y no hemos visto que se haya traducido en beneficios para todos  y para el impulso del país. Queremos tener una banca socialista, que use sus ganancias en para beneficio de todos, de los trabajadores, de las familias”.
Otra de las peticiones que incluye el plan, es que se reforme el impuesto a las ganancias “para que pague impuesto quien más gana, el gran capital y no los trabajadores”.
Rangel detalló que la tercera propuesta que hará la clase obrera, es que se cree una tarjeta de subsidio “la cual proponemos que se denomine Sistema de Planificación y Acceso a Bienes, esto es  para que el subsidio que da el Estado en diversos áreas, llegue efectivamente a quien más lo necesita, a los trabajadores ”.
Defensa de la Ley del Trabajo
En referencia a las acciones para la defensa de la Ley del Trabajo, el presidente de la Central Socialista, anunció que mañana viernes se instalan los debates en las 17 federaciones de la organización “porque no vamos a dejar que la nueva Asamblea nos quite ni una coma de la mejor ley del trabajo que hemos tenido…  les anunciamos que nos mantendremos en la calle,  iremos por Fedecámaras, a la Asamblea  si es necesario, pero al lado de nuestros diputados y con nuestro presidente obrero”, precisó Wills Rangel.
En cuanto a la petición del Movimiento Laborista, de solicitar una amnistía laboral para los 22 mil trabajadores petroleros, que fueron despedidos de Pdvsa por participar en el paro petrolero de 2002,  Wills Rangel fue enfático: “Nos oponemos a  una amnistía de este tipo, porque esos extrabajadores atentaron contra la Patria, contra sus propios compatriotas”.