El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, anunció este jueves el aumento del 30 por ciento del salario mínimo a partir del 1 de noviembre de este año, con el propósito de proteger a los trabajadores del país.

Asimismo, anunció la modificación de la base de cálculo de 0,75 por ciento a 1.5 por ciento para el ticket de alimentación, que ahora se estimará sobre la base de 30 días.

El ingreso se ubica ahora en 9.648,18 bolívares más los 6.750 de alimentación, es decir, 16.399 a partir del 1 de noviembre.

Este año los trabajadores tendrán un ingreso mínimo integral de 16.399 bolívares, precisó el presidente Maduro, desde el estado Bolívar donde encabeza un acto en la empresa Siderúrgica del Orinoco “Alfredo Maneiro” (Sidor).

Durante los últimos 15 años, el Gobierno de Venezuela ha decretado 30 mejoras del salario mínimo, como parte de las políticas del Ejecutivo para proteger al pueblo de las secuelas del acaparamiento, la especulación y el contrabando.

Rechazo a conspiración de la derecha

El mandatario venezolano también rechazó que la derecha pretenda negociar el futuro de la Patria con el Fondo Monetario Internacional (FMI). “O la clase obrera defiende la Patria, o la Patria se puede perder”, aseveró.

“En Venezuela no hay oposición, lo que hay es contrarevolución, una derecha apátrida, lo que hace es conspirar, están contra la constitución, por eso uno los ve negociando la Patria con el Fondo Monetario Internacional”, manifestó.

El mandatario suramericano puntualizó que el pueblo solo salva al pueblo, luego de revelarse este miércoles que grupos económicos de la derecha venezolana pretenden vender al país al FMI. Insistió en que hay que profundizar el socialismo.

Telesur