Durante el encuentro que sostuvieron este miércoles en Viena, Austria, los representantes de los países miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep) y otras naciones no pertenecientes a este organismo, Venezuela presentó una propuesta para garantizar la estabilidad del mercado petrolero internacional y promover un precio justo del barril.

El ministro para Petróleo y Minería, Eulogio Del Pino, informó que el planteamiento venezolano se basó en el concepto de promover “un precio de equilibrio que garantice la sostenibilidad de la producción y del mercado”, y “va más allá de un simple recorte de producción”.

Al respecto, indicó que uno de los objetivos de este encuentro fue establecer un Comité de Control, capaz de trabajar en estrategias para lograr un precio de equilibrio del petróleo que garantice la sostenibilidad de la producción.

De acuerdo con los estudios realizados por el Gobierno Nacional, la cotización justa del barril debería estar sobre los 88 dólares para poder cubrir los costos de producción, procesamiento y comercialización del crudo.

“Hemos presentado aquí un modelo que asume un decline de la producción mundial de crudo en un orden del 10 % causado por el nivel actual del valor del oro negro, y que propone un precio en torno a los 88 dólares para garantizar el reemplazo de la producción perdida”, explicó el titular de la cartera petrolera, al concluir la reunión técnica de este miércoles.

“Siempre se ha hablado de las variaciones de la demanda y las estimaciones de la demanda de los principales países consumidores, pero algo muy importante que confrontamos los países productores es la declinación de los reservorios”, expresó, al ser citado en una nota de prensa de Petróleos de Venezuela (Pdvsa).

Asimismo, expresó: “Los países Opep y no Opep podemos alcanzar el objetivo común de eliminar potenciales factores de perturbación y estabilizar el mercado”.

Del Pino, quien represenó a Venezuela en esta reunión técnica, destacó que en esta cita la Opep presentó una serie de estadísticas sobre la evolución que ha experimentado el mercado petrolero en los últimos meses, desde la última reunión ministerial que sostuvo el grupo en junio pasado, y en la que se decidió mantener el techo de produción conjunta de petróleo en 30 millones de barriles diarios.

Recordó también que el presidente de la República, Nicolás Maduro, envío una carta a los presidentes de las naciones presentes en la reunión técnica para invitarlos a realizar una Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno para discutir la actual situación del mercado y, en especial, de los precios del crudo.

Este martes, el jefe de Estado exhortó a los países productores que integran la Opep y a las naciones productoras que no forman parte de este grupo a sumar esfuerzos en la defensa del precio justo del crudo.

“Nosotros producimos el petróleo con un gran esfuerzo de inversión y trabajo, y vienen unos especuladores de papeles y le ponen precio al petróleo. Eso debe acabarse”, sostuvo el Mandatario venezolano y en ese sentido llamó a sus pares de los países productores tomar la batuta, con soberanía, “y que nosotros regulemos, gobernemos y controlemos el mercado y el proceso de fijación de precios del petróleo a partir de ahora, en la nueva coyuntura que se ha presentado”.

Venezuela integra la Opep, creada en 1960, junto a otros 11 países: Angola, Arabia Saudita, Argelia, Ecuador, Emiratos Árabes Unidos, Iraq, Kuwait, Nigeria, Qatar, Irán y Libia, los cuales, incluyendo a Venezuela, exportan entre 30 % y 40 % del petróleo que se consume en el mundo, y poseen 80 % de las reservas globales de crudo, localizadas y exploradas.

A partir de la segunda mitad de 2014, los precios del petróleo han experimentado una baja superior a 50 %, lo que ha afectado el equilibrio del mercado y las relaciones entre los países productores y consumidores de energía. Una de las principales razones ha sido el incremento desmesurado de la producción de petróleo de esquisto o shale oil por parte de Estados Unidos.

AVN